Cancún, Quintana Roo.- El presidente uruguayo, José Mújica pronunció un discurso la noche del viernes en Cancún, en el que hizo alusión al tema de la legalización de sustancias ilegales.

Allá por 1914 Uruguay nacionalizó la producción de alcohol de boca y no se le ocurrió aplicar la ley seca, sino que el Estado fabricó buen alcohol de boca, lo cobró caro y atendió los servicios de sanidad, pero no lo prohibió. Nosotros aprendimos de ello una gran lección que hemos repetido: lo que es inevitable, mejor enfrentarlo, organizarlo, legalizarlo y regularlo, no lo querás tapar, porque cuanto más lo querés tapar, más te cuesta y es peor .

El dirigente uruguayo presidió la firma del acuerdo de hermanamiento entre la ciudad de Punta del Este, Uruguay y la ciudad de Cancún.

En lo que pareció una alusión directa al reciente diferendo entre ambos países luego de que se refiriera a México como un Estado fallido, el mandatario uruguayo dijo en Cancún que México ha sido tierra de asilo para gente que encontró aquí techo comida y tolerancia para poder vivir, siempre y cuando no se inmiscuyan en los problemas que no les corresponden, que son los problemas internos de México; eso es una característica y nosotros lo tenemos que reconocer .

A pesar de las diferencias ideológicas, desde el Mercosur Uruguay ha hecho lo posible por pinchar a Brasil para que se acerque a México, pues son los dos colosos del continente , y en cuanto más separados peor y cuanto más cerca estemos mejor , añadió.

Se refirió a Uruguay como un país eminentemente pecuario y el más laico de América Latina, conocido en los años 30 como la Suiza de América , que después de la Segunda Guerra Mundial se dio cuenta que padecía los mismos dolores que sufre toda la América Latina, con un estancamiento que duró más de 50 años, creciendo a tasas de 1% anual.

Sin embargo, dijo, esa situación cambió en los últimos 10 años, por un cambio de paradigma en los términos de intercambio. En los años 60 teníamos que vender más kilos de carne para comprar un auto, pero eso cambió hace 10 ó 12 años; ahora lo que nosotros vendemos vale más. Y lo que vende el mundo industrial vale menos .

Somos, dijo, un país de experimentación social, en el que la naturaleza de nuestra economía nos permite ser el país más equitativo de América Latina, sin embargo América Latina es la región en donde peor se reparte la riqueza, es decir, somos una especie de campeones de cuarta, somos campeones de este continente, pero este continente es un desastre; tenemos una diferencia espantosa entre gente muy rica y gente demasiado pobre .

Citando al folclorista Atahualpa Yupanqui, el mandatario Mújica concluyó su discurso llamando a la solidaridad entre las personas para poder incluir en las mieles de la civilización contemporánea a miles de pobres e indígenas que subsisten en el continente .

El que tenga posibilidad de hacer dinero, dijo, que lo conserve, pero si quiere aumentarlos que a la ley no se haga el sordo, que en todo puchero gordo los choclos se vuelven marlo .

mac