El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) también evidenció que la mejora en escolarización de la población ha sido a un ritmo de 0.12 grados aprobados por año. Las estadísticas indican que la población de 15 años o más tiene, en promedio, 8.6 grados de escolaridad; sin embargo, nuestro país aún se encuentra lejos de las naciones de mayor desarrollo. El retraso es de tres a cuatro años.

El documento Panorama Educativo de México 2011 muestra que hay 14 entidades que se encuentran por debajo del promedio. Los cinco estados con menor grado son Chiapas (6.6), Oaxaca (6.9), Guerrero (7.3), Michoacán -en el centro del país- (7.4) y Veracruz (7.7).

Las poblaciones más escolarizadas están en el DF y en el norte de la República, sobre todo en Nuevo León, Baja California Sur, Coahuila y Sonora.

Un tema que destaca el INEE es la tasa de aprobación. En el ciclo 2009-2010, 965 niños de cada 1,000 matriculados en primaria aprobaron un grado educativo. En educación secundaria, la regularización por exámenes extraordinarios hizo posible un aumento de ocho puntos porcentuales en la tasa y de 17 puntos en media superior. Las tasas finales fueron de 92.1 y 83.8%, respectivamente.

DESERCIÓN EN MEDIA SUPERIOR

El INEE refiere que la tasa de deserción en el ciclo escolar 2009-2010 en primaria fue de 0.8%; en secundaria de 6%, y en media superior de 14.9 por ciento.

En el caso de educación básica, un análisis por tipo de sostenimiento deja al descubierto comportamientos distintos entre primaria y secundaria. Mientras en primaria es en el tipo privado donde hay mayor deserción; en las secundarias públicas se tiene una deserción que aventaja por más de cinco puntos porcentuales a las privadas. Los resultados por modelo educativo en nivel medio superior muestran una desventaja considerable para profesional técnico, pues más de una quinta parte de su matrícula deserta .

jreyes@eleconomista.com.mx