México pidió a Irán que maneje con transparencia su programa nuclear y que cumpla con las obligaciones del tratado mundial de no proliferación que promueve el desarme y el uso de esa energía con fines pacíficos.

La canciller Patricia Espinosa dijo que México considera positivo el acuerdo de irán con Brasil y Turquía para el intercambio de uranio enriquecido por combustible para reactores.

Espinosa, que se reunió la víspera con su colega iraní, Manouchehr Mottaki, señaló que esa nación del Medio Oriente aún debe despejar cualquier duda sobre sus intenciones nucleares.

`` Expresamos al canciller de Irán que nos parece que es un esfuerzo que debe reconocerse... que vemos esto como un desarrollo positivo que hay que tomar en cuenta'', señaló la jefa de la diplomacia de México, un miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

``Pero también con mucho respeto y franqueza le expresamos que consideramos que es importante, necesario que Irán cumpla plenamente con todas las obligaciones derivadas del Tratado de No Proliferación y que es indispensable que haya una absoluta transparencia sobre el carácter del programa nuclear iraní'', añadió.

Espinosa dijo que Mottaki le aseguró que su programa nuclear es con fines pacíficos.

La canciller señaló que México reconoce el derecho de los países para desarrollar un programa nuclear con fines pacíficos, aunque deben ajustarse al marco internacional.

México asumirá en junio la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad, donde se analiza el tema iraní.

Los comentarios de Espinosa ocurren el mismo día que la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, restó importancia al acuerdo iraní con Brasil y Turquía y dijo que se mantienen las preocupaciones de la comunidad internacional sobre las ambiciones atómicas de Irán.

Estados Unidos impulsa nuevas sanciones contra Irán en el Consejo de Seguridad.

apr