El próximo 3 de mayo se celebra un año de más de la libertad de prensa en el mundo, lamentablemente en México no hay mucho que festejar, pues el oficio del periodista se ha colocado como uno de los más peligrosos del mundo.

En la actualidad, los reporteros arriesgan la vida frente a la violencia del crimen organizado en la lucha desatada por el gobierno de Felipe Calderón y las guerras internas de los cárteles del narcotráfico.

Con el asesinato de Luis Carlos Santiago Orozco, de 21 años, reportero de El Diario de Juárez la cifra de comunicadores muertos en lo que va del 2010 se eleva a 14, con lo que se convierte en el indicador más grave de la situación que atraviesa la libertad de expresión en nuestro país, ya que la cifra más alta de comunicadores asesinados se dio en 2009 con 13 periodistas acribillados en ocho estados del país.

Según la organización Reporteros sin Fronteras (RSF), México y Honduras son los países más peligrosos para el periodismo en todo el continente americano.

La situación ha llegado a tal preocupación que medios y periodistas, en particular en los estados, se autocensuran por temor a levantamientos, ejecuciones o ataques en instalaciones de los medios de comunicación.

Pero no solo es la violencia de los grupos criminales, algunos medios han acusado presiones de gobernantes y empresarios en la distribución de publicidad.

La mayoría de las agresiones contra periodistas se encuentra en total impunidad, lo que provoca un estado generalizado de autocensura. Por tal motivo, en 2010, un grupo de 13 organizaciones internacionales de libertad de prensa y libertad de expresión integraron una misión para conocer y analizar la situación de los periodistas.

NÚMEROS NEGATIVOS

Un informe de Reporteros Sin Fronteras señala que en 2009 la cifra de periodistas muertos ejerciendo su trabajo fue 76, mientras que en 2010 hubo una reducción de 25 por ciento.

• 57 periodistas asesinados

• 51 periodistas secuestrados

• 535 periodistas arrestados

• 1374 agredidos o amenazados

• 504 medios de comunicación censurados

• 127 periodistas huyeron de su país

• 152 blogueros y ciberciudadanos arrestados

• 52 agredidos

• 62 países afectados por la censura en Internet

Entre los principales obstáculos que existen para el ejercicio periodístico están: el crimen organizado, la corrupción y la impunidad gubernamental; las agresiones por parte del Ejército y de corporaciones policiales, el poco interés del gobierno para resolver los hechos y una falta de consenso entre medios y periodistas para exigir el esclarecimiento de las muertes o atentados de los comunicadores.