México Evalúa detectó diversas fallas dentro del Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, creado por la administración de Enrique Peña Nieto para disminuir los índices delictivos.

La poca claridad sobre cómo fueron seleccionadas las demarcaciones prioritarias, consideradas las más violentas y en donde se aplicaron más de 2,000 millones de pesos en el 2013; la falta de diagnósticos con información suficiente y objetiva sobre las causas de la violencia en estas demarcaciones que el gobierno federal seleccionó; metas y plazos bien definidos, así como la carencia de proyectos locales sin indicadores de impacto, son algunas de las carencias que Edna Jaime, titular de la organización civil encargada de evaluar políticas públicas de seguridad, enlistó.

En conferencia de prensa, Edna Jaime aseguró que algunas de estas demarcaciones incluidas en el Programa no son las que presentan los mayores niveles de factores de riesgo, además de que los recursos no se distribuyen en función de los objetivos establecidos en el programa, ya que cada demarcación prioritaria recibió los recursos únicamente con base en dos criterios: proporción de la población y homicidios.

Advirtió que de no corregirse las fallas, el Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia no será exitoso.

Criticó que para el programa de entrega de lentes para la justificación se utilizaron cifras y estadísticas del año 1997, la inclusión del programa de lentes en la política de prevención del delito es cuestionable. El programa tal como está no tendría el efecto deseado y sería lamentable que estos métodos no se corrigieran, porque podríamos llegar al final de la administración con las manos vacías. Hay un abismo entre la intención y la efectividad .

Ante tales observaciones, México Evalúa recomendó generar capacidades en los gobiernos estatales, para que logren realizar diagnósticos exactos, realizar definiciones del problema que permitan acciones contundentes, mayor transparencia, un método en la selección de demarcaciones y población objetivo y que sea replicable.

Por su parte, Roberto Campa, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, justificó la selección de las demarcaciones, al argumentar que las zonas se eligieron en coordinación con los gobernadores y autoridades locales, la prevención debe servir para corregir en aquellos casos donde las cosas se han descompuesto, pero también para evitar que se descompongan otras regiones , apuntó Campa.

Además, respondió que las zonas con mayores índices de inseguridad son quienes reciben la mayor cantidad de recursos.

[email protected]