El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, destituyó al secretario de Seguridad Pública estatal, Jaime Castañeda Bravo, y en su lugar nombró al general de División, Jaime del Real Magallanes.

La sustitución se da a cinco días de la fuga y masacre en el penal de Apodaca, en esa entidad.

En rueda de prensa, el gobernador agradeció la labor de Castañeda Bravo y destacó su labor en el tiempo que estuvo al frente de la SSP estatal.

Detalló también las cuatro líneas de acción para hacer frente a la inseguridad en los penales de Nuevo León:

  • A corto plazo, el traslado de reos federales a otros penales de la entidad.
  • Incrementar la capacidad de investigación de las policías estatales
  • Reforzar la vigilancia en el perímetro de los centros penitenciarios
  • Incrementar la inspección y cateos en las cárceles de la entidad

FALTÓ INVERSIÓN

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública federal (SSP), Genaro García Luna afirmó que sucesos como el de Apodaca sucedieron porque, en los últimos 20 años se dejó de invertir en el tema penitenciario y en los policías.

apr / Con información de MVS Radio