Boca del Río, Ver. Mientras la subsecretaria para América Latina y El Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Vanessa Rubio, afirmó que la XXIV Cumbre Iberoamericana, celebrada en Veracruz, sería una de las que tendría mayor convocatoria de jefes de Estado, la mayoría de los países que integran al Mercado Común del Sur (Mercosur) no se hicieron presentes.

De este bloque regional sólo asistieron los presidentes de Uruguay, José Mujica, y de Paraguay, Horacio Cartes. El Mercado Común del Sur está integrado también por Argentina, Brasil y Venezuela, cuyos mandatarios estuvieron ausentes.

A nivel jefes de Estado acudieron a la Cumbre de Veracruz el presidente de España, Mariano Rajoy; de Ecuador, Rafael Correa; de Chile, Michelle Bachelet; de Panamá, Juan Carlos Varela; de República Dominicana, Danilo Medina, y de Colombia, Juan Manuel Santos.

Asimismo, llegaron los mandatarios de Andorra, Antoni Martí; El Salvador, Salvador Sánchez Ceren; Guatemala, Otto Pérez Molina; de Perú, Ollanta Humala; y de Costa Rica, Guillermo Solís.

De Portugal llegó tanto el presidente Aníbal Cavaco Silva, como el primer ministro, Pedro Passos Coelho. También, a nivel jefes de Estado, estuvo el rey de España, Felipe VI.

A la XXIV Cumbre Iberoamericana tampoco asistieron el gobernante cubano, Raúl Castro; el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega.

Al respecto, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, argumentó que el número de cumbres es tan alta que es realmente difícil juntar a todos los presidentes.

Algunas ausencias las va a haber, como las hay en prácticamente todo , dijo.

En tanto, durante la inauguración de la Cumbre, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, alertó que si bien se ha avanzado mucho en la región y se ha disminuido la pobreza y la desigualdad, y se ha registrado progreso, dijo que también es cierto que éstos siguen siendo los retos más importantes de la región.

La desigualdad sigue siendo muy elevada y tenemos que hacer todos los esfuerzos posibles para que efectivamente en esta época de desaceleración, no volvamos atrás y no permitamos que vuelva a subir la pobreza y la desigualdad , indicó.

En la apertura, el mandatario Enrique Peña dijo que hace 23 años inició la Cumbre Iberoamericana en México, y su visión y propósito se renuevan.

Ha llegado el momento de replantear el futuro de Iberoamérica a partir de la cultura que la une, la que hace una de nuestras características, que es precisamente la rica diversidad de nuestra región, pero también a partir de aquello que necesitamos para brindar más oportunidades de desarrollo , indicó Peña Nieto.