Un grupo de capitanes y marinos mercantes bloquearon este martes 13 de octubre los principales accesos al Senado de la República en exigencia de que los legisladores modifiquen la minuta de la Cámara de Diputados que reforma las Leyes Orgánicas de la Administración Pública Federal, de Navegación y Comercio Marítimos, pues consideraron que significaría la militarización de los puertos, la educación y el comercio marítimo con grandes afectaciones sociales.

El Capitán Antonio Rodríguez Fritz argumentó que los marinos mercantes estudiaron en la Escuela Naval para llevar a cabo actividades civiles, no militares. Denunció que en la Cámara de Diputados fueron escuchados en un parlamento abierto, pero ya estaba tomada la decisión de aprobar las reformas propuestas por el titular del Poder Ejecutivo Federal. Planteó la exigencia de que los senadores escuchen sus demandas.

“Nos encontramos fuera del Senado de la República ya que después de haber estado constantemente solicitando reuniones con diferentes líderes de los partidos políticos y relacionado con la iniciativa de ley que intenta militarizar la marina mercante, muchos de ellos no nos respondieron. Hablamos con los diputados, logramos que hubiera un parlamento abierto, y violando lo que dice el señor presidente (Andrés Manuel López Obrador) de que se debe legislar con el pueblo, no atrás del pueblo, antes del parlamento abierto ya había una decisión contraria a lo que todo mundo expresó, los expertos nacionales e internacionales, y aprobaron la militarización de la Marina mercante. Si continúa este proceso de militarización del transporte, de la educación, de las aduanas, puertos, tenemos el gran riesgo de que el país pierda el control. No a la militarización”, planteó.  

“Le pedimos que revisen esta iniciativa, porque de aprobarse va a dañar las actividades económicas. No creemos que 500 militares puedan llevar a cabo las actividades en un país de 135 millones de mexicanos. No a la militarización de las actividades, de los puertos, de la marina mercante y por su puesto de nuestras escuelas navales que son orgullo de México”, aseveró otro de los marinos que protestaron frente al Senado de la República.

En tanto, el Capitán de Marina Faustino Suarez Rodríguez consideró que como parte de la discusión de las reformas planteadas, el Senado debe considerar que la Marina es una institución militar, y no civil, pues lo contrario su titular no debería pertenecer a las Fuerzas Armadas.

“Hoy nos enfrentamos a una situación tan irónica que digan que la Secretaría de Marina es dual, es decir, que por una parte es civil y por otra parte es militar, cuando estamos viendo que esta Secretaría está conformada principalmente por Almirantes y Vicealmirantes. Es una Secretaría militar. Y si fuera civil, bueno que sea un civil el que lleve a la Secretaría, es lo que le vamos a exigir a los senadores, que modifiquen eso, y al Presidente de la República que nombre a un civil como lo es en Estados Unidos. Hoy en día los marinos mercantes estamos enfrentándonos a un problema muy fuerte que es la piratería, y estamos distrayendo a nuestras Fuerzas Armadas en otros asuntos que no les competen”, planteó.

EL 1 de octubre, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal, de Navegación y Comercio Marítimos, y de Puertos, cuya finalidad es trasladar funciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a la de Marina (Semar).

El dictamen precisó que a la Semar se le otorgan atribuciones para que sea la única Autoridad Marítima Nacional, encargada de la implementación de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos.

El documento mencionó que no existe la finalidad, expresa o tácita, de “militarizar” los puertos, sino fomentar el desarrollo marítimo considerando la necesidad de fortalecer la seguridad y protección marítima y portuaria, así como hacer más eficiente la prestación de trámites administrativos a la comunidad marítima.

También se amplía la facultad a la Semar para dirigir la educación naval militar y la educación náutica mercante, así como fijar las normas técnicas del funcionamiento y operación de los servicios públicos de comunicaciones y transportes por agua, así como las tarifas para el cobro respectivo.

jmonroy@eleconomista.com.mx

kg