Si bien la magnitud del arsenal con el que cuentan las bandas del crimen organizado en México no se sabe a ciencia cierta, los aseguramientos de armas que se han realizado desde el 2006 a septiembre del 2019 alcanzarían para armar a ejércitos de países completos.

No obstante, y pese a que los aseguramientos de armas al crimen organizado se cuentan por millones, en la actualidad se mantiene una tendencia a la baja en dichos decomisos que encabezan instituciones dedicadas a la seguridad pública, como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar).

De acuerdo con datos obtenidos por El Economista vía transparencia, la Fiscalía General de la República (FGR) tiene registros que indican que entre el 2006 —año en el que se declaró la guerra contra el narcotráfico—, y hasta el 30 de septiembre pasado, habían sido aseguradas al crimen organizado 13 millones 933,586 armas.

La información de la FGR agrupa los aseguramientos realizados por instituciones como la Sedena, Semar y la ahora extinta Policía Federal, además de instituciones de seguridad pública locales.

En respuesta a la solicitud con folio: 0001700477919, la Fiscalía informó, por ejemplo, que entre enero y septiembre del 2019 se habían asegurado 293,962 armas al crimen organizado, cifra a la cual, si bien le hace falta sumar los aseguramientos realizados durante los últimos tres meses del 2019, mantiene la misma tendencia a la baja con respecto a lo registrado en años anteriores.

Según los datos proporcionados por la Dirección General de Control y Registro de Aseguramientos Ministeriales de la FGR, durante el sexenio de Felipe Calderón, entre el 2007 y el 2012, en total se aseguraron unas 10 millones 75,339 armas. En promedio, cada año, poco más de 1.6 millones.

En tanto que en el sexenio de Enrique Peña Nieto, entre el 2013 y el 2018, los datos de la FGR señalan que se aseguraron 3 millones 386,998 armas, es decir, en promedio un estimado de 564,500 armas cada año de su sexenio.

Aunque en el sexenio de Calderón hubo mayores registros de aseguramientos de armas que con Peña, ambos mandatos comparten una tendencia al alza en asesinatos que se cometían en México, misma que se mantiene con Andrés Manuel López Obrador.

[email protected]