El Senado de la República cerró su último periodo de sesiones el 30 de abril y dejó pendientes temas clave para la lucha contra la corrupción, incluida la dictaminación de la minuta de la Cámara de Diputados para la eliminación del fuero.

Distintas fuerzas políticas se pronunciaron por la posibilidad de que se abra un periodo extraordinario para atender la eliminación del fuero que incluye al presidente; de ocurrir, sería posterior a las elecciones del 1 de julio.

En la penúltima sesión, legisladores de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, Justicia, Reforma del Estado y Estudios Legislativos hicieron distintas observaciones a la minuta, lo que detuvo la dictaminación, aun cuando senadores del PAN llamaron a enviarla al pleno y hacer ahí las modificaciones.

Aunque en los últimos días de la legislatura el tema de la eliminación del fuero acaparó la atención, hay otros pendientes como los nombramientos del fiscal general del la República, el fiscal anticorrupción, los 18 magistrados en la materia y la reforma al artículo 102 de la Constitución para dar autonomía e independencia a la Fiscalía General, que dejaron trunco el Sistema Nacional Anticorrupción.

Además, quedó en el tintero la minuta de la Cámara de Diputados para la eliminación del arraigo, que no pudo ingresar en el orden del día de la penúltima sesión ordinaria.

Emilio Gamboa Patrón, coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, señaló, tras concluir la sesión solemne del lunes pasado, que la finalización del periodo ordinario no impide que se sigan tocando temas como la eliminación del fuero y la designación del fiscal general, ya que los trabajos de la legislatura concluyen hasta el 31 de agosto.

Por lo que expuso que, de generarse un dictamen de la minuta para la eliminación del fuero, la Comisión Permanente deberá autorizar un periodo extraordinario de sesiones, quizá para el mes de julio o agosto.

En el mismo sentido, se pronunció Luis Humberto Fernández Fuentes, vicecoordinador del PT-Morena, aunque precisó que sólo para discutir este tema, ya que “si va a ser una coartada para otros temas, pues ya lo veríamos más complicado”.

“Nosotros coincidimos en que es conveniente la eliminación del fuero, pero en los términos que está en la minuta requiere muchos ajustes de técnica-jurídica que son muy importantes para evitar una posterior crisis de constitucionalidad”, dijo.

Destacó que, de haberse aprobado como está, sería controvertible ante la corte y al no especificarse el tipo de mayoría absoluta para iniciar un juicio político al presidente.