En México, de las 35.2 millones de viviendas que se registraron en el Censo de Población y Vivienda del año pasado, 25% obtienen ingresos extras gracias a que al menos uno de sus habitantes es beneficiario de un programa social, así lo dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La información arrojada por el Cuestionario Ampliado, que se recabó del 2 al 27 de marzo del 2020, no da detalles sobre el monto que obtienen las viviendas a través de los diferentes programas sociales que otorga el gobierno.

La cifra proporcionada por el Inegi dista de los comentarios que hizo a inicios del 2020 el presidente Andrés Manuel López Obrador, en donde aseguró que “cuando menos un programa está llegando a la mitad de los hogares de todo el país”, un dato que aumentó en su discurso de diciembre pasado con motivo de su segundo informe de gobierno.

“Puedo afirmar, a este respecto, que 70% de los hogares de México recibe, cuando menos, un programa de bienestar o se beneficia de alguna manera del presupuesto nacional y que el resto, al 30% de los mexicanos con mejores condiciones económicas y de trabajo, tampoco los hemos dejado en el desamparo”, dijo en aquel entonces el titular del Ejecutivo federal en Palacio Nacional.

En conferencia de prensa, el titular del Inegi, Julio Santaella, dijo que se observó que las entidades del sur del país son las que cuentan con un mayor porcentaje de viviendas que obtienen ingresos a través de los programas sociales.

Por ejemplo, en Guerrero, 43.2% de las viviendas dijeron obtener ingresos por medio de estas transferencias.

Mientras que en Oaxaca el porcentaje fue de 42%, seguido de Chiapas con 38.1%, Hidalgo con 32.9% y Tabasco con 32.6 por ciento.

En contraste, Baja California fue la entidad con un menor porcentaje de viviendas que reciben programas sociales, con 13.9 por ciento.

También, Quintana Roo fue de las entidades con menor porcentaje, con 15.4%, al igual que Nuevo León.

En el caso de Coahuila, las viviendas con estos apoyos sumaron 17.1% del total, mientras que en Querétaro la tasa fue de 17.4 por ciento.

Otros ingresos en los hogares

La información del Inegi arrojó que existen un total de 38.5% de hogares en México que obtienen ingresos monetarios por fuentes diferentes al trabajo, en donde si bien destacaron los ingresos por programas sociales, también las viviendas obtienen recursos por otros conceptos.

Por ejemplo, 13% de las viviendas reportó que al menos una persona en ese hogar recibe una jubilación o pensión.

Mientras que otro 6% de las viviendas dijo que recibía ingresos o transferencias que recibían de otra vivienda en el país, mientras que 5% reportó recibir ingresos a través de personas que residen en otros países.

Con educación superior

Por otra parte, con respecto a los mexicanos con educación superior, Julio Santaella informó que 19.5 millones de ellos cuentan con esos estudios, lo cual representa alrededor de 22% de la población total del país.

El campo más frecuente al que se dedican estas personas con carrera es al de administración y negocios, con 23.1%, seguida de las ciencias sociales y derecho, con 16.9%, así como las ingenierías, manufactura y construcción con 16.9 por ciento.

Asimismo, el Cuestionario Ampliado arrojó que alrededor de 65% de las personas se encuentran ocupadas en diferentes ámbitos de la actividad económica; sin embargo, 34.9% de estas no cuentan con prestaciones sociales.

politica@eleconomista.mx