Con la entrega de los libros blancos, que contienen toda la información de obra pública, recursos invertidos y acciones del primer año de gobierno, esta administración estatal será la primera que presenta el documento de manera anual, dio a conocer la contralora, Clarisa Torres Méndez.

Los libros blancos, que son una forma de entrega-recepción, se darán por primera vez desde el primer año de gobierno y no al término de la administración, como se hacía generalmente.

Aunque se instauraron desde hace cuatro administraciones federales, Clarisa Torres consideró: Inédito que una entidad federativa lo haga desde el primer año de gobierno. Ya tenemos los libros blancos que corresponden al primer año de gobierno .

Estos documentos cuentan con información de cada dependencia de acuerdo con criterios de importancia por el impacto socioeconómico y se colocarán en un sitio web para que la ciudadanía tenga conocimiento de las obras que se hicieron a un año de gobierno.

Como parte de estas acciones, se capacitó a más de 3,000 ciudadanos, beneficiarios de obra social, que coadyuvan en la ejecución de las acciones públicas para actuar como observadores o contralores sociales. Con el fin de reducir la corrupción, se realizaron acciones de mejora regulatoria y se eliminaron 50 trámites considerados inútiles, aunque todavía se revisan más de 600 procedimientos del Poder Ejecutivo.

MALOS MANEJOS

De junio del 2010 a mayo de este año, la dependencia participó en más de 3,000 comités de adquisición de obra y de contratistas, de los que sólo 4% presentaron anomalías, lo que se traduce en que la presencia de la contraloría contribuye a inhibir la corrupción.

Se fiscalizará 50% del presupuesto fiscalizable a través de más de 300 auditorías. Hasta el momento, en la revisión de las cuentas públicas, se detectaron 800 observaciones, de las que la mitad fue solventada por ser cuestiones de forma.