En dos acciones judiciales por separado, la PGJDF liberó a 16 niñas, 11 niños y 10 mayores de edad, sujetos a explotación laboral, abuso y comercio sexual por Emilio Moctezuma Beltrán Saldaña fundador de la casa-hogar Adulam y sus empleados.

Mientras que en otra acción, desmanteló una SPA donde eran explotadas sexualmente varias jovencitas. Jesús Rodríguez Almeida, subprocurador de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), informó ayer de las dos acciones. En el caso de Adulam se capturó al fundador, su esposa y varios empleados que obligaban a los ahora 37 liberados a la explotación laboral y sexual, así como quitarles a las niñas sus hijos.

En ese sentido, el fiscal expresó que los liberados fueron canalizados a otros centros de asistencia de la Procuraduría y que los detenidos, algunos de ellos, estarán bajo arraigo para ser procesados por trata de personas, tráfico y corrupción de menores, violación, aborto y delincuencia organizada .

La casa-hogar contaba con dos direcciones en el número 100 de la avenida Marina Nacional, colonia Anáhuac y una más en Lago Petén 33, colonia Torre Blanca, en la delegación Miguel Hidalgo, empero, precisó Rodríguez Almeida, algunos fueron arraigados porque se tiene conocimiento de otros centros similares en el estado de Veracruz.

El modus operandi

A los menores de edad los obligaban a comercializar plumas, encendedores y bisutería en la vía pública, sujetos a entregar entre 700 a 800 pesos diarios. Además de que abusaban de niñas y niños a quienes prostituían, a las menores que resultaron embarazadas, le quitaron al recién nacido para su venta.

Sobre el otro hecho, el fiscal precisó que se capturó a Claudia Escalante González y Hugo Escalante Penkoff, adminsitradores de un SPA en Río Mixcoac, número 93, delegación Benito Juárez, pero no reveló el número de jóvenes rescatadas.

rtorres@eleconomista.com.mx