El pleno de la Cámara de Diputados dio entrada a la minuta del Senado de la República por la que se reforma la Ley General de Contabilidad Gubernamental, enviada por el presidente Felipe Calderón Hinojosa, como iniciativa preferente.

El documento fue turnado a la Comisión de Hacienda y Crédito Público y busca transparentar y armonizar la información financiera relativa a la aplicación de recursos públicos en los tres órdenes de gobierno.

Además, establece penas de dos a siete años de prisión y multa de 500 a 1,000 días de salario mínimo a quien cause daño a la hacienda o al patrimonio público.

Así podrán ser sancionadas aquellas personas que alteren dolosamente documentos o registros contables o que falseen u oculten datos que desvirtúen la veracidad de la información financiera.

Las enmiendas pretenden cerrar espacios a la corrupción y a desvíos de recursos de la nación, y que los órganos fiscalizadores conozcan la información financiera fidedigna sobre el uso del presupuesto, a fin de inhibir y sancionar prácticas indebidas.

La minuta recibida este día en la Cámara de Diputados, como instancia revisora, tiene un plazo legal de 30 días para ser votado por los legisladores.

mac