Este viernes la Fundación Nacional de Niños Robados y Desaparecidos presentó una denuncia penal contra de los Legionarios de Cristo ante la Procuraduría General de la República.

Los demandantes piden la investigación y castigo del régimen de "esclavitud" y las estafas a las que estarían sometidas y de la que son víctimas unas 900 "mujeres consagradas" del Regnum Christi, la rama laica de la congregación religiosa.

La situación de estas mujeres instaladas en diversas casas de la orden fue revelada por personas que lograron separarse de este grupo, informó W Radio.

Algunas mujeres consagradas de Saltillo, Coahuila, afirmaron que "se derrumbó la imagen de su fundador".

Sin embargo, ante las denuncias de algunas desertoras, muchas negaron ser explotadas por la Legión, aunque reconocieron que eran sometidas a sacrificios por cuanto son "esclavas, pero de Cristo".

Esta es la primera denuncia ante la PGR en contra de la Legión de Cristo, organización fundada por el sacerdote Marcial Maciel Degollado, fallecido en enero de 2008 y acusado de pederastia en prejuicio de ex seminaristas de la orden y de llevar una doble vida con mujeres e hijos.

/doch