El gobierno federal anunció el relanzamiento de la investigación del caso Ayotzinapa, que comenzará con la comparecencia del extitular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, y el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre; en caso de ameritarse, también se llamará al expresidente Enrique Peña Nieto. Se informó, además, las recompensas de 1.5 y 10 millones de pesos por información del caso, y se garantizó la coadyuvancia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), e internacionalmente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Así lo anunciaron el presidente Andrés Manuel López Obrador,  el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, y el titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa de la Fiscalía General de la República (FGR), Omar Gómez Trejo.

Este último funcionario confirmó que la próxima semana comparecerán ante la FGR el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; Iñaki Blanco, exfiscal estatal; y el exsecretario de Seguridad Pública local, Leonardo Vázquez. Indicó que posteriormente será citado el extitular de la PGR, Jesús Murillo Karam, y en caso de requerirse, el expresidente Peña Nieto.

“Este relanzamiento de la investigación va a tocar, y va a traer a todas aquellas personas que formen parte del ámbito municipal, estatal y federal”, dijo el funcionario.

Mencionó que la investigación por la desaparición de los 43 normalistas retomará todas las líneas de investigación que aportaron el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), la CNDH y la ONU.

El subsecretario Alejandro Encinas, también presidente de la Comisión Presidencial para el Caso Ayotzinapa, expuso que la indagatoria “no puede partir de cero, menos cuando hay señalamientos de tortura por parte de servidores públicos, que eso forma ya parte de la investigación”.

Indicó que la nueva investigación que lleva a cabo la FGR tomó carácter de desaparición forzada, no de secuestro, y que no hay indicios de alguna relación de los jóvenes con grupos delictivos.

“No puedo dar los detalles, pero sí tenemos certeza de cómo se realizó el operativo por los grupos delictivos, pero algunas de las primeras conclusiones es que en ningún momento hubo contacto por parte de ningún estudiante con algún grupo delictivo o con alguno de sus integrantes.

“Y, una segunda: la operación fundamentalmente se dio en el municipio de Iguala y en su zona suburbana. No voy a decir más”, refirió Encinas.

Mencionó que la autoridad tiene registros de 80 millones de llamadas celebradas durante los cuatro años posteriores a los hechos, de las cuales se identificaron 206,000 llamadas desde 116 números telefónicos. “Y nos ha permitido no solamente identificar las horas críticas, sino el seguimiento minuto a minuto de esta operación”, comentó el funcionario.

Operativos

Luego de que Eliseo Villar Castillo, excoordinador de la policía comunitaria de Guerrero, dijo saber la ubicación exacta donde se encuentran los cuerpos de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Encinas Rodríguez anunció un operativo ministerial en ese sitio, considerado un foco rojo por la Presidencia debido a la delincuencia organizada.

Precisó que se han llevado a cabo ocho operativos de búsqueda —con vida o no— de los estudiantes.

“Debo señalar que se han revisado más de 120 puntos de búsqueda y en ninguno de ellos hemos encontrado algún positivo”, dijo Encinas.

Indicó que en estas búsquedas se han identificado más de 200 fosas clandestinas, en donde se han encontrado 184 cuerpos, de los cuales 44 han sido identificados, pero “ninguno de los cuales (es) correspondiente a ninguno de los muchachos desaparecidos”.

Al cumplirse cinco años de los hechos de Iguala, el subsecretario destacó que el nuevo peritaje que realiza la FGR tiene “carácter internacional”, porque participan antropólogos argentinos forenses, el Laboratorio de Innsbruck, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, y los anteriores expertos del GIEI, ahora denominado Grupo de Asesoría Técnica.

Encinas Rodríguez dio a conocer una recompensa de 1.5 millones de pesos a quien ofrezca información que lleve a conocer el paradero de los 43 normalistas, y otro monto de 10 millones de pesos para quien proporcione datos que lleven a la captura de Alejandro Tenescalco Mejía, uno de los principales sospechosos de la desaparición.

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió ayuda a la población con ese propósito. Reiteró que si las personas que cuentan con información participaron en los hechos, se les brindará protección.

“Que nunca más ocurra”

Durante su comparecencia en el Senado con motivo de la glosa del Primer Informe Presidencial, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, insistió que el gobierno federal se encuentra comprometido para aclarar el caso de los 43 jóvenes y llevar a los responsables a la justicia.

Defendió que el primer decreto firmado por López Obrador fue la creación de la Comisión para el Caso Ayotzinapa bajo la dirección de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Segob.

“A nombre del gobierno de México refrendo ante ustedes nuestro compromiso para esclarecer los hechos ocurridos hoy, hace cinco años, para que así los padres y familiares de los 43 jóvenes puedan conocer lo que realmente ocurrió, para poner a los responsables a disposición de la justicia y para que nunca más ocurra, en nuestra patria, un crimen como ése”, declaró ante las y los legisladores.El gobierno habló sobre un relanzamiento de la indagatoria. foto: eric lugo