El aumento en los precios de los combustibles anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto propició una serie de manifestaciones, cierre de carreteras y toma de gasolineras en prácticamente todo el país, lo cual es reflejo del enojo y hartazgo social que prevalece en la sociedad mexicana, ante un gobierno insensible y el cúmulo de abusos de poder, planteó Roy Campos.

En entrevista, el presidente de Consulta Mitofsky explicó que desde el año 2014, el enojo de la ciudadanía contra el gobierno se ha ido acumulando principalmente por actos de corrupción, impunidad, incremento de la inseguridad pública y malos resultados económicos.

El coraje de los ciudadanos no sólo es por el tema de la gasolina, es un coraje que se ha venido acumulando desde el 2014, y cada vez es más fuerte. La gente está enojada, sólo basta recordar el caso Iguala, Casa Blanca, Malinalco, etcétera .

Planteó que el incremento a los combustibles se dio en un contexto en donde se había difundido que legisladores recibirían bonos de 150,000 pesos, y había funcionarios que recibirían aguinaldos escandalosos, además, cuando el presidente Enrique Peña Nieto presenta a penas un índice de aprobación que no pasa de 30 por ciento. De acuerdo con la encuesta Enrique Peña Nieto, 16 Trimestres de Gobierno de Consulta Mitofsky, hasta noviembre del 2016, sólo 24% de ciudadanos estaba de acuerdo con el gobierno del político priista, mientras que 69% estaba en desacuerdo.

Los niveles de popularidad del presidente, en ese momento estaban muy abajo, entonces el presidente tenía muy poca legitimidad para salir hablar con la gente, entonces la gente está enojada y no ve a un gobierno sensible .

Roy Campos comentó que con ningún otro presidente de México se había presentado una situación similar. No recuerdo otra manifestación ni de este tamaño ni con tal generalización . En ese sentido, dijo, las manifestaciones de los últimos días en contra del gasolinazo, no se distinguieron por ideologías políticas, por zonas geográficas, pero sí por el hartazgo de la sociedad hacia su gobierno.

Planteó que el mensaje que está enviando la población al presidente y a su gobierno, más allá del hartazgo, es que no permitirán más errores.

El mensaje es estamos hartos, y se traduce en no te vamos a permitir nada, lo cual está generando una ingobernabilidad en ciertos sectores del país que son donde la gente no permite que el presidente hable con ello .

Dijo que, lo que tiene que aprender el presidente Enrique Peña Nieto a partir de estas movilizaciones, es que los ciudadanos no le van a permitir ni perdonar más errores.

El presidente tiene que tener claro que por cualquier cosa que haga, se le van a manifestar los ciudadanos en la calle, que no le van a estar perdonando mucho, cualquier cosa que haga mal le van a reclamar. Ese es el aprendizaje del presidente, pero también tiene que aprender a no subestimar a los ciudadanos .

Agregó que aunque no se prevé que la decisión de aumentar el precio de los combustibles pueda tener reversa, el conflicto social generado todavía podría escalar, particularmente por el enojo que prevalece entre la población, que aunado a los problemas que afectan a su comunidad, es caldo de cultivo para que un conflicto mayor estalle.

El país está enojado, en cada estado tienen un coraje diferente, pero unidas todos esos corajes en una sola causa puede ser fuerte .

No debe pelear por la popularidad

Para el presidente de Consulta Mitofsky, en los dos años que restan a la presente administración, el presidente Enrique Peña Nieto tiene que enfocarse en ya no en intentar subir su popularidad, sino en combatir la inseguridad pública y mantener la estabilidad económica de México, para que esté en condicione de entregar un país manejable al próximo mandatario de la nación.

Mencionó que ya es tarde para que el presidente intente modificar su comunicación, pues cualquier mensaje que emite tiene error de origen.

Para comunicar necesita cierto grave de credibilidad, pero esa credibilidad ya se perdió. Cada comunicación que viene del gobierno ya nace mal, nace sucio, hay un problema intrínseco en la comunicación de gobierno, entonces requiere unas nuevas vocerías, unos nuevos emisores del mensaje que no sea el gobierno mismo .

Con respecto al mensaje que el presidente Enrique Peña Nieto dirigió a la nación el pasado 5 de enero para explicar el aumento a las gasolinas y en el que preguntó a los mexicanos ¿Qué hubieran hecho ustedes? , Roy Campos comentó que fue un mensaje políticamente incorrecto, pues no sólo contenía cierto pesimismo sobre el futuro de México, sino que nunca abordó uno de las problemáticas que más preocupa a la población: la corrupción.

Roy Campos

  • Es presidente de Consulta Mitofsky.

Se ha desempeñado como:

  • Miembro del Comité Técnico Asesor de Transparencia Mexicana.
  • Miembro del Colegio Nacional de Actuarios, de la Asociación Mexicana de Demografía y de la Sociedad Mexicana de Estadística.
  • Responsable del Comité de Opinión Pública de la Asociación Mexicana de Agencias de Investigación de Mercado y Opinión Pública.

erp