La emisión de gas LP compuesto por gases propano y butano que continúa emitiendo el tanque de la empresa Gas Express Nieto no ha permitido concluir los peritajes, aunque se sabe que la explosión la provocó la fuga en la zona de trasiego de la válvula de purga, que está pegada al recipiente de suministro, aseguró en un adelanto preliminar Rodolfo Fernando Ríos Garza.

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) destacó que será muy difícil precisar el sitio de la ignición, debido a que pudo ser una chispa eléctrica, mecánica o de estática ; sin embargo, se continúan las investigaciones para poder ser precisos.

Por su parte, el secretario de Salud, Armando Ahued Ortega, reportó tras un evento del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, que siguen 20 personas hospitalizadas, de las cuales 10 podrían dejar el hospital en las próximas 48 horas y otras 10 se ubican clínicamente en condición de graves, entre ellos el niño que es atendido en Galveston, Texas, Estados Unidos.

Ahued Ortega coincidió con lo expuesto por el abogado de los capitalinos, Ríos Garza, en el sentido de que la prioridad del gobierno capitalino será la reparación del daño de los 70 afectados, los tres occisos y todo aquel que por la explosión haya sido afectado, debido a que todos son víctimas, (...) afectados en su salud .

Respecto de la condición del chofer Carlos Chávez, ante especulaciones de su situación jurídica, indicó que sigue hospitalizado y hasta ahora es el único vinculado a los hechos, mientras que a Julio César Martínez y Salvador Alatorre se les otorgó la libertad, porque no tuvieron participación alguna, uno es civil que acompañaba al chofer, el otro empleado de la empresa, pero no participó en la conexión de la manguera.

Ríos Garza destacó que ante la premura de presentar la carpeta de investigación al Juzgado, que debe ser antes de 48 horas, fue que se recurrió ante una juez de Control que, al no estar presente el chofer porque sigue convaleciente, determinó posponer la audiencia .

El procurador refirió que los informes son preliminares , aún no hay conclusiones, todo se sigue integrando, como es el hecho de que por la condición de los gases propano y butano, el gas LP desciende al piso, por lo que ese día el gas buscó una salida por el edificio hospitalario, lo que generó la concentración del gas que tiene una densidad de 2.01, dos veces más pesado que el aire, y posteriormente, estalló.

rtorres@eleconomista.com.mx