“La encuesta que cuenta es la del primero de julio”, respondió José Antonio Meade Kuribreña, cuestionado sobre la posición de rezago que mantiene como candidato presidencial de acuerdo con distintas encuestas sobre preferencias electorales.

El candidato del PRI, PVEM y Panal a la presidencia de la República descartó cambiar su estrategia electoral. “La estrategia central, puntual, la que refleja un análisis estadístico y, además, una reflexión estratégica es remontar esos 30 puntos y ganar”.

Con respecto al equipo encargado de su seguridad personal, dijo que el que le acompaña en las giras se lo asignó el PRI, pero que ahora ya solicitó seguridad del Estado.

Desde Monterrey, Nuevo León, Meade Kuribreña insistió en criticar la posición de Andrés Manuel López Obrador, por no deslindarse de los actos violentos protagonizados por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, el pasado sábado en Oaxaca.

“A cuatro días ya de distancia, seguimos sin escuchar una condena de quien propició esa violencia, seguimos sin escuchar un deslinde de quien llamó a sus huestes a interactuar”, dijo.

REUNIÓN CON LA IP

Ante un grupo de empresarios nuevoleoneses, José Antonio Meade detalló que el combate a la corrupción y la inseguridad pasa por tener ministerios públicos autónomos, que ningún funcionario, incluido el presidente, tenga fuero y reconstruir el espacio social.

“La inseguridad y la corrupción tienen diferentes causas, pero tienen un elemento común que es la impunidad, nosotros no vamos a lograr dar buenos resultados en materia de corrupción e inseguridad si no logramos transitar a un modelo donde las acciones tengan consecuencia”, enfatizó el abanderado del PRI.

politica@eleconomista.mx