Andrés Manuel López Obrador anunció el cierre de la prisión en el archipiélago de las Islas Marías para convertirse en un centro para las artes, la cultura y el conocimiento del medio ambiente. Indicó que hay 600 presos de baja peligrosidad, de los cuales ordenará la liberación de 200, el resto serán reubicados.