A través de la innovación, es como las empresas encargadas de ofrecer alimentos contribuirán para disminuir la obesidad en el país.

Así lo manifestaron diferentes compañías, tras la publicación de los lineamientos del Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria emitido por las secretarías de Salud y Educación Pública, que pretende evitar la venta de comida chatarra en escuelas de educación básica.

En días pasados, el presidente ejecutivo de Nestlé de México, Juan Carlos Marroquín, dijo que su empresa se encuentra reformulando casi 360 productos y más de 270 presentaciones en nuestro país, ello para reducir el contenido de sodio, azúcar y grasa; así como para incrementar el contenido vitamínico.

Por lo anterior, el ejecutivo detalló que se busca innovar para ofrecer productos que favorezcan la salud y la nutrición de los consumidores . Sin embargo, también resaltó lo importante que son los cambios en la cultura de la población, que debe alejarse del sedentarismo.

En este mismo tenor, se encuentran el consorcio Pepsico (Sabritas, Pepsi, Quaker, Tropicana y Gatorade), ya que realiza una reformulación de sus productos, cuya finalidad es disminuir el sodio o la cantidad de azúcar, inclinándose porque tengan más fibra e incluso que sean horneados.

Ello con el fin de cumplir con sus metas de reducir, para el 2015 en 25%, el sodio por porción en sus productos, y para el 2020 en 15 y 25% la grasa saturada en alimentos y azúcar en sus bebidas.

Ya desde el mes de abril, la empresa había decidido retirar de las escuelas la venta de refrescos con azúcar.

El campo busca mercado

También los productores del campo pretenden entrar a la venta de alimentos en las escuelas del país, para ello, iniciarán las pláticas entre la Secretaría de Educación y la Secretaría de Agricultura.

En principio, se está buscando una forma de distribución a las escuelas de productos saludables, sobre todo de frutas, hortalizas, así como pescados y mariscos.

La idea es que antes del inicio del ciclo escolar 2010-2011, ya se cuente con un padrón de las escuelas para tener los patrones de consumo; así como las presentaciones más adecuadas de los productos que sustituirán a los que actualmente se expenden en las cooperativas.

La Unión Nacional de Avicultores (UNA) comercializará huevo cocido o duro en las cooperativas escolares, para lo cual introducirá al mercado snacks compuestos por dos piezas que contendrán aderezos, con el fin de atender a un sector que busca cada vez más una alimentación nutritiva. Después de realizar todas las pruebas, en donde la UNA invirtió 2 millones de pesos, se tienen listas las presentaciones y se están terminando de realizar las últimas pruebas para su comercialización.