El vicepresidente de la Cámara de Diputados, José González Morfín, confió en que México será una de las economías más importantes del mundo en los próximos 10 años, siempre y cuando se mantenga este ritmo de crecimiento y se impulsen medidas para atraer y retener inversiones en el país.

Al inaugurar el ciclo de talleres de competitividad en el Palacio Legislativo de San Lázaro, informó que en dos meses la reforma constitucional en la materia aprobada en el Congreso entrará en vigor, pues 11 de los Congresos locales ya la han avalado.

"Es muy positivo que tengamos estos encuentros entre legisladores, sector privado, académicos y especialistas para enriquecer el proceso de discusión de las leyes reglamentarias de los artículos 25 y 26 de la Constitución en materia de competitividad", dijo.

En los últimos años, añadió el legislador del Partido Acción Nacional (PAN), el país ha logrado grandes avances en materia económica; en especial en los últimos 12, los mexicanos dejaron atrás las crisis sexenales recurrentes.

También agregó, "gozamos de una gran estabilidad macroeconómica; abatimos la inflación y mantenemos tasas de interés estables; abrimos nuestra economía al libre comercio y nos convertimos en una potencia exportadora en manufacturas".

Ante investigadores y académicos especialistas en temas de competitividad, el legislador recordó lo que señaló el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, quien refirió que México está llamado a ser una de las economías más competitivas.

Sin embargo, sostuvo que se requiere que el país detone tasas más aceleradas de crecimiento económico para enfrentar los graves rezagos y carencias sociales de millones de personas; atraer más inversiones productivas, generar un ambiente más propicio para que las empresas puedan desarrollarse y, con ello, generar empleos y bienestar.

mac