Las últimas estimaciones que hizo la Secretaría de Educación Pública (SEP) -el sexenio pasado- es que ni en una década se alcanzará la cobertura a 100% en educación media superior si se mantiene el ritmo de crecimiento actual.

El análisis elaborado por la Coordinación Sectorial de Planeación y Administración, de la Subsecretaría de Educación Media Superior, exhibió una tendencia a la baja en el caso de la matrícula. Y es que hasta 2012 se tenía un aumento de 104,479 y para el 2023 el incremento será de sólo 15,037.

La cobertura y el escaso aumento en la matrícula se observarán en los siguientes años, pese a que las estimaciones del Consejo Nacional de Población indican que para el 2022 se tendrá una población, con jóvenes de 16 a 18 años de edad, de 5 millones 323,326, es decir, un aumento de apenas 1 millón.

Según el análisis de la eficiencia en educación media superior, se registra avance lento, pues de 1990 al 2012 sólo ha aumentado 6.6%, al pasar de 55.2 a 61.8 por ciento. El comportamiento de crecimiento en ese periodo en la eficiencia terminal fue entre 1 y 2 por ciento.

La evolución esperada es que para el ciclo escolar 2013-2014 se tenga una matrícula de 4 millones 537,304 alumnos en educación media superior. Esta matrícula se contempla crezca (para el ciclo escolar 2022-2023) a 5 millones 194,139, lo que implicaría tener una cobertura de 97.6 por ciento.

[email protected]