A 47 días de que comience a operar el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) en el país, la preocupación del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, radica en que aún no es posible capacitar a los 337,209 elementos de seguridad pública de los 31 estados y la Ciudad de México en las nuevas técnicas de investigación de los delitos.

Y es que de acuerdo con el Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, en el sistema de justicia acusatorio el papel de la policía será preponderante y trascendental, ya que generalmente es la primera autoridad que se entera del acontecimiento, ya sea por una denuncia, por haber presenciado los hechos o porque detuvo en flagrancia a la persona imputada de cometer un ilícito.

Al detener a una persona señalada de cometer un hecho delictivo, el policía deberá registrar la hora de la detención, hacerle saber sus derechos al imputado como son poder hacer una llamada telefónica, contactar a uno de sus familiares, guardar silencio y tener un abogado.

Además de que se encargará de preservar la escena del crimen y asegurar al detenido o detenidos y ponerlos a disposición del Ministerio Público, con lo que construye la primera cadena de custodia, que implica recabar la evidencia que encuentre en el lugar de los hechos, y mantener el lugar como se encontró hasta que llegue la autoridad judicial.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció que hay preocupación en el gobierno federal por la entrada en vigor el 18 de junio próximo del nuevo modelo de justicia penal, pues aún hay estados que no han capacitado a sus policías para actuar con el nuevo sistema penal.

Hay preocupación, porque en algunas entidades hay rezago en la capacitación de los policías municipales y estatales que ahora serán parte fundamental del nuevo sistema. Preocupación de que en unos estados arranque bien, y en otros, de manera más lenta , alertó.

Además de esa situación, de acuerdo con la secretaria técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, María de los Ángeles Fromow Rangel, la mayoría de los estados comenzará a operar el nuevo sistema con una infraestructura básica, como es el caso de la Ciudad de México, según expresó en días pasados Édgar Elías Azar, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Con el tiempo en contra

El Consejo Nacional de Seguridad Pública ordenó que el 30 de mayo todos los policías del país deberán estar capacitados al menos con 40 horas de adiestramiento.

Actualmente sólo los estados de Morelos, Nuevo León, estado de México, Yucatán, Chihuahua, Zacatecas y Durango, han cumplido con operar al 100% el nuevo modelo de justicia penal.

El gobierno federal canalizará a los estados en 2016 unos 719 millones de pesos para infraestructura.

Para la implementación también se utilizarán recursos de la Iniciativa Mérida.

jmonroy@eleconomista.com.mx