Tras el fallo de un juez en materia de amparo que ordenaban la liberación inmediata de todos los migrantes detenidos en las estaciones del INM, como medida de protección ante la emergencia sanitaria del coronavirus, este domingo 26 de abril se informó que cerca de 3,653 extranjeros han sido deportados a sus países de origen, quedando hasta el momento sólo 106 personas en las estaciones y albergues migratorios de México.

El Instituto Nacional de Migración (INM), informó que, en acato a las medidas sanitarias y observaciones hechas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se instruyó la salida inmediata de personas extranjeras albergadas en estancias y estaciones migratorias, quienes por distintas razones no se había resuelto su situación jurídica.

El INM detalló que en las 65 estaciones y albergues migratorios que tiene en el país, con una capacidad de ocupación de 8,524 espacios, fueron alojados en el mes de marzo 3,759 personas migrantes y actualmente albergan a sólo 106.

Por lo que, junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), lograron el retorno vía terrestre a Guatemala y vía aérea a Honduras y El Salvador de 3,653 nacionales de esos países, mientras que las personas migrantes que deseen permanecer albergadas en las estaciones migratorias, podrán hacerlo al poner de manifiesto, ante el INM, su voluntad de manera expresa.

El INM aseguró que las organizaciones de asistencia para personas migrantes dependientes de asociaciones religiosas, como la iglesia católica y las iglesias cristianas evangélicas han apoyado en el alojamiento de más de un centenar de migrantes en sus albergues. En tanto, la Organización Internacional para las Migraciones ha realizado traslados aéreos de ciudadanos de los países del norte de Centroamérica.

Por otro lado, agregó que, tras el fallecimiento de un migrante en la estación de Tenosique, Tabasco, el Ministerio Público consignó ante un Juez de Control, como responsables, a cuatro personas de nacionalidad hondureña, en tanto, se ordenó el cierre de la estación, se rehabilitó el lugar y, actualmente, se encuentra sin ocupación.

El Instituto Nacional de Migración aseguró que hasta el momento no se ha registrado ningún caso positivo de Covid-19 entre los migrantes atendidos en sus instalaciones migratorias.

Respecto a la repatriación de connacionales procedentes de Estados Unidos, el INM subrayó que los apoya en el retorno a sus comunidades de origen vía terrestre, sin embargo, dijo, en el caso de los mexicanos deportados por la frontera de Tamaulipas, una vez que pisan territorio nacional, ejercen a plenitud su derecho al libre tránsito.

Por último, pese a la contingencia sanitaria, el instituto afirmó que, con el apoyo de la Guardia Nacional, mantiene los puntos de revisión en las fronteras sur y norte del país, con el fin de garantizar una migración segura, ordenada y regular.

kg