El Instituto Federal Electoral (IFE) negó haber exonerado al priísta Enrique Peña Nieto, pues argumentó que el propio político fue sancionado durante el proceso electoral.

Argumentó que no puede sancionar conductas que se acusan de Peña desde el 2005, ya que sería inconstitucional aplicar la retroactividad de la reforma electoral.

Luego de que el jueves pasado el Consejo General del IFE concluyera que le fue imposible determinar que existió propaganda encubierta dentro la campaña del PRI y su candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, afirmó: Es del todo impreciso alegar exoneración alguna, pues incluso varios de los agravios contra el candidato del PRI fueron sancionados durante el proceso electoral por la propia institución electoral , aunque no especificó en cuáles casos.

En un comunicado, explicó que la queja del PRD en la que acusa a Enrique Peña Nieto de adquirir propaganda encubierta desde el 2005, dentro la cobertura noticiosa y comentarios en radio y televisión, alude hechos ocurridos antes del cambio constitucional del 2007 y, por lo tanto, el IFE -y ninguna otra autoridad- podría aplicar de modo retroactivo normas legales que cobraron vigencia años después .

El instituto electoral consideró que esa queja del Partido de la Revolución Democrática era en realidad una reiteración de otras que ya habían sido conocidas y desahogadas por el IFE y por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Es decir, la coalición pretendía re-discutir asuntos que ya son cosa juzgada, algunos de los cuales, incluso, el IFE sancionó en su oportunidad .

Estimó que la última parte de la queja consistía en la aparición del entonces precandidato priísta en un programa de espectáculos, pero el IFE consideró que cada medio puede decidir entrevistar a las personas que considere relevantes. Asimismo, la entrevista se transmitió sólo una vez y no se incluyó de manera reiterada o repetitiva en la programación. Otros candidatos, de distintos partidos, aparecieron en programas similares .

[email protected]