La reforma de justicia penal en México es una imposición de Estados Unidos y su organismo, la USAID, que respaldó la ultraderecha del 2000 al 2016, una justicia tipo Law and Order o CSI, que otorgó facultades a policías para investigar cuando éstas no se han depurado. Ante ello, una Fiscalía General no ayudará en nada a frenar la corrupción, consideró Bernardo Bátiz Vázquez.

De continuar ese camino, indicó, se multiplicarán las liberaciones o venganzas, como ocurrió en el primer caso de ese tipo de juicios orales en Chihuahua en el 2010, cuando se asesinó a Marisela Escobedo, quien logró capturar con sus propios recursos a Sergio Rafael Barraza Bocanegra, asesino confeso de su hija Rubí Marisol Frayre Escobedo, el cual fue liberado por falta de pruebas , detalló quien fuera procurador capitalino del 2000 al 2006.

O como la liberación de la francesa acusada de secuestro, Florence Marie Louise Cassez Crepin en el 2013, y no porque fuera inocente según la Suprema Corte de Justicia de la Nación, o la libertad otorgada al capo Rafael Caro Quintero por error de procedimiento, en el 2013, a través de un amparo y ahora está prófugo, lamentó.

Entrevistado por El Economista, quien ahora es diputado del Congreso Constituyente que creará la primera Constitución de la Ciudad de México, consideró que de continuar así, los exgobernadores presos se burlarán más y evidenciarán el sistema de justicia penal oral.

Quien iniciara su vida política siendo jurista en el PAN en 1965, el cual abandonó en 1992 para sumarse al PRD; cuatro veces legislador del mismo instituto político por la delegación Benito Juárez; procurador local durante el mandato del fundador de ese instituto político, Andrés Manuel López Obrador, y actual integrante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), estimó que el panorama no es alentador, pero manifestó que hay esperanzas.

Opinó que reformar el Artículo 21 constitucional es darle a las Fuerzas Armadas facultades policiacas a través de una pequeña escala, convirtiendo al país en una nación militarizada.

Ésa es la principal perversión de la reforma, que no sólo yo he criticado, sino otros juristas , completó.

Reforma impuesta

Bátiz estimó que es una reforma impuesta por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés).

Que quieren que tengamos un sistema de justicia judicial parecido a las series de televisión estadounidense, que no corresponde a la tradición jurídica mexicana de origen romano, francés y español en juicios. La nueva (forma) privilegia el combate oral, más que la evidencia o la confesión .

Recordó que en México ese tipo de juicios se ensayaron en 1920, pero fue un fracaso porque nuestro anterior sistema estaba viciado, pero no en la ley, sino en la práctica; son los hombres y los gobiernos que corrompen los sistemas, como ha ocurrido en nuestro país desde hace casi 90 años.

Es evidente que quieren que cada vez más nos parezcamos al modelo norteamericano, como una imagen de espejo y vayamos abandonando nuestras tradiciones jurídicas. Esas son las críticas desde que se inició la contrarreforma en materia de justicia penal en junio del 2008 y concluyó en el 2016 .

Sobre la Fiscalía General de la República, apuntó que la corrupción es generalizada entre jueces, agentes del MP y corporaciones policiacas que siguen penetradas pese a la inversión millonaria para su depuración .

Papel de la CNDH

Bátiz juzgó que organismos de derechos humanos, como la CNDH, no son un lastre para la implementación de la justicia, porque siguen cuidando que no se repita bajo el nuevo sistema el clásico dicho de que quienes aplican la justicia penal es para los pobres, porque los ricos la evaden.

Para el jurista, la Comisión en su actuar no entorpece la justicia, sino que tiene la misión, a través de la autoridad moral, de cuidar que no se atropellen los derechos de las personas.

El exprocurador confió en que la impartición de justicia puede cambiar, pero se tiene que escoger un fiscal; no de grupos mafiosos que se adueñan de los cargos y los hacen dependientes de los antiguos, (sino) con mejores formas de escoger a los funcionarios .

rtorres@eleconomista.com.mx