Elodia León Vega, madre de Félix Beltrán León, quien fuera detenido y presentado por la Secretaría de Marina Armada de México y la Procuraduría General de la República (PGR) como hijo de Joaquín Guzmán Loera, dirigente del Cártel de Sinaloa, acudió ayer a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) para someterse a pruebas de parentesco.

A la mujer le extrajeron una ampolleta de sangre para cotejar el ADN con su vástago y confirmar que no se trata de Jesús Alfredo Guzmán.

Juan Heriberto Rangel Méndez, abogado de Félix y su progenitora, comentó que con eso quedará establecido el parentesco; por otro lado, denunció que a él y a la abogada Verónica Guerrero, que trabaja en la defensa en Jalisco, no se les ha permitido el acceso a la averiguación previa ni acreditarse como representantes legales.

Vía telefónica, agregó el litigante, ambos abogados han recibido llamadas telefónicas en las que los amenazaron de muerte si continúan defendiendo a Félix y a su hermano Kevin Daniel Beltrán, quienes se encuentran arraigados en el Centro Nacional de Investigaciones.

Rangel Méndez dijo que Verónica Guerrero analiza los hechos y es posible que se retire de la defensa, pero con respecto a su servidor, corresponde continuar en el caso, donde se me han puesto toda clase de trabas en la SIEDO para defender a Félix Beltrán.

El abogado agregó que el agente del Ministerio Público federal y personal de la agencia estadounidense antinarcóticos Drug Enforcement Administration siguen presionando a los hermanos y le han propuesto a Félix que se declare hijo de Guzmán para ser un poco más amables con él y su hermano .

Otra propuesta que han recibido es que se acojan al programa de la PGR de testigos protegidos o colaboradores , porque es lo más conveniente para ellos, pero sin que se les digan los cargos por lo que se encuentran sometidos a la medida cautelar del arraigo.