El principal reto de Morena es la reconciliación y la unidad, aseveró enfática la aspirante a la Secretaría General de ese partido, Minerva Citlalli Hernández Mora.

En entrevista, Citlalli Hernández dijo que la principal razón por la cual esa organización está en una crisis interna es porque creció mucho. “El problema es que no hemos aprendido a construir un partido desde la pluralidad”.

En opinión de la también senadora de la República, pareciera que hay un intento de todos los bandos de esa organización de imponer un pensamiento único, lo cual es imposible. Por ello, la próxima dirigencia nacional tendrá el reto de iniciar, a través del diálogo, acuerdo y reconocimiento hacia la diferencia, un proceso de reconciliación, tanto abajo, porque en la militancia permeó el conflicto de dirigentes, como arriba, en torno a un proyecto claro del partido.

Destacó que ese partido siempre se ha estado construyendo desde la pluralidad. Sin embargo, la diferencia de hoy respecto al principio es que antes tenían a un dirigente, el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador, que articulaba y generaba tareas constantes y se tenía un proyecto inmediato.

En ese sentido dijo que Morena creció con tres objetivos: llevar a la presidencia a Andrés Manuel López Obrador, para implementar un nuevo proyecto de nación; la revolución de las conciencias y la construcción de una nueva forma de hacer política.

“El primero ya lo logramos y ahora Morena tiene que asumir la continuidad de los otros dos pendientes bajo un proyecto y tareas claras”, indicó.

En ese tenor, Hernández Mora mencionó que es muy importante que, pase lo que pase en el proceso electoral interno en curso, ocurra una reconciliación, de tal manera que se logre articular un partido sólido que cierre filas con un proyecto claro.

Hoy se abre la posibilidad de pluralizar el partido, aunque López Obrador seguirá siendo el principal dirigente, con mucho peso. Hoy lo que tiene que hacer Morena es respaldar y construir muchísimos liderazgos que permitan unificarse, refirió.

La legisladora opinó que el que haya muchos aspirantes a la Presidencia y a la Secretaría General de Morena es resultado de la fragmentación que hay en su interior, la desunión y las distintas visiones de grupo.

Sobre esto último mencionó que es necesario que los diferentes grupos tengan una visión de partido, a pesar de que existen visión y organizaciones internas.

Por otra parte, Citlalli Hernández afirmó que el hecho de que el INE haya tenido que organizar el proceso interno de Morena es lamentable. “La sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación aventó esta papa caliente al INE y ha generado un proceso inequitativo, violatorio de los estatutos internos y un proceso ajeno a lo que ha estado acostumbrada esa organización”, dijo.

Indicó que compite bajo protesta y que lo importante es consolidar una nueva visión de partido. El objetivo es concluir este proceso sin terminar más divididos, de lo contrario el partido será el gran perdedor.

La aspirante a Secretaria General consideró que Morena debe ser un partido cercano al pueblo de México y que siga acompañando las causas más justas, sin dejar su esencia de movimiento social.

Además, que acompañe al presidente López Obrador en su gobierno y al mismo tiempo, generar nuevos cuadros bajo la lógica de la izquierda gobernante.

[email protected]