El secretario de Gobernación (Segob), Alejandro Poiré, aseguró que existen las condiciones para garantizar que el proceso electoral de julio próximo se lleve a cabo con transparencia, gobernabilidad y en un ambiente de paz, al tiempo que negó que el gobierno federal utilice políticamente los hechos vinculados al crimen organizado que se dieron en las elecciones del año pasado en Michoacán.

Durante su primera conferencia de prensa, tras dos meses de haber asumido el cargo, recordó que el convenio de colaboración que realizó la dependencia federal con el Instituto Federal Electoral (IFE), se establece como objetivo la coordinación de las acciones en materia de seguridad y así poder blindar el proceso electoral de este 2012.

Es una preocupación que exista intervención del crimen organizado en los procesos electorales, tenemos que acotarla y eliminarla. El crimen organizado por su naturaleza busca su expansión y por eso se le tiene que combatir con firmeza , manifestó.

Cuestionado sobre la reunión que sostuvo con David H. Petraeus, director de la Agencia Central de Investigación de Estados Unidos de América (CIA), el encargado de la política interna del país respondió escuetamente que se trató de una reunión para estrechar lazos y seguir avanzando en las líneas de trabajo que nos son comunes. Sin embargo, se le insistió a Poiré sobre si en el encuentro trataron temas electorales, cosa que negó tajantemente.

El gobierno federal tiene una atribución muy clara, una obligación desde el punto de seguridad; la colaboración con la CIA y con distintas agencias de EU vienen desde el principio de la administración, y seguirá hasta el final , respondió molesto.

El encargado de la política interna detalló que el convenio firmado el pasado 15 de diciembre entre la Segob y el IFE detalla que la dependencia a su cargo establecerá mecanismos de información de coordinación y operación para que los cuerpos de seguridad federales garanticen un proceso electoral pacífico; además dará la seguridad correspondiente a los candidatos a la Presidencia de la República y evaluará la pertinencia de seguridad para otros candidatos al proceso electoral federal; apoyará al IFE en las condiciones de seguridad de su personal, y suscribirá con las entidades federativas protocolos de seguridad.

Por otra parte, dijo el funcionario, el IFE compartirá la información que ellos tengan de las zonas que requirieran atención especial y proporcionar datos con eventuales solicitudes de seguridad por parte de los candidatos.

PROCESO COMICIAL 2012

LA PGR NO SERÁ ARMA ELECTORAL

La PGR no será un instrumento de presión contra los institutos políticos rumbo a los comicios federales de julio próximo, aseguró Marisela Morales.

En una reunión con reporteros, en la que la Procuradora y su equipo no aceptaron más que una sola pregunta, Morales dijo que pese a las versiones que corren de que se echará a andar una cacería de gobernadores con fines electorales, la dependencia a su cargo se mantendrá alejada de acciones que no sean de estricta procuración de justicia.

• Señora Procuradora, ¿qué opina de las versiones que indican que la dependencia será utilizada como un instrumento de presión, previo a las elecciones, principalmente contra gobernadores y exgobernadores priístas? ¿Se prestaría usted a que la Procuraduría ejerciera acciones de este tipo?

De ninguna manera, la Procuraduría General de la República cumple con su función constitucional y así va a actuar: de manera responsable y con estricto apego a la ley, no vamos ejercer presiones de ningún tipo ni vamos a responder a intereses partidistas, ni de ningún otro tipo.

• ¿Está firme usted en eso?

Estamos firmes en el cumplimiento estricto de la ley y alejados de cualquier tipo de presión o acciones que no correspondan a la estricta procuración e impartición de justicia a la que está obligada la dependencia que encabezo, la Procuraduría General de la República.

• ¿Vengan de donde vengan las presiones?

Sí, de donde vengan.

Al encuentro con representantes de la prensa la acompañaron varios subprocuradores.