Guanajuato ha visto crecer sus niveles de violencia de manera paulatina hasta llegar a cifras como las de enero pasado, que marcaron un récord en el número de víctimas de delitos como asesinatos y lesiones dolosas.

En enero de este año el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reportó 1,753 víctimas de delitos contra la vida y la integridad corporal en la entidad; dicha cifra equivale a un aumento de 54.5% en comparación con el mismo mes del año 2015 cuando se registraron 1,134.

En asesinatos, por ejemplo, en enero pasado las víctimas ascendieron a 293, lo que significó un aumento de 344% si se compara con el mismo mes, pero del 2015, cuando se identificaron a 66 víctimas de homicidios dolosos.

En el panorama delictivo de Guanajuato, los grupos criminales como el Cártel Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación se disputan el control del negocio de robo de combustibles en la zona, razón por lo que en la actualidad se ha desplegado un operativo conformado por policías y elementos castrenses cuyo objetivo es el de capturar a su líder José Antonio Yépez, el Marro.

No obstante, la presencia militar en el estado no es nueva, con la premisa de reforzar la seguridad de Guanajuato, sin tener mucho éxito.

Y es que, de acuerdo con Información proporcionada por la Secretaría de la Defensa Nacional vía la plataforma de transparencia a un ciudadano el año pasado, se da cuenta de que entre el año 2000 y el 2012 la presencia de los militares en Guanajuato creció 125.6%, al pasar en el año 2000 de 728 militares desplegados en el estado a 1,643 en el 2012.

Hasta enero pasado el municipio del estado con mayor número de carpetas de investigación abiertas por asesinatos fue Irapuato con 35 carpetas; en segunda posición, se ubicó León con 29 y en tercero Salamanca, en donde se encuentra la refinería de Pemex, con 25 carpetas de investigación.

Mientras que en materia de lesiones dolosas, en enero del 2015 en el estado hubo 891 víctimas, para enero de este 2019 la cifra se colocó en 1,302, lo que es equivalente a un aumento de 46.1 por ciento.

Investigan nexos entre exedil y cártel Santa Rosa de Lima

Este miércoles, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue, indicó que la Procuraduría General del Estado abrió una investigación sobre una supuesta conversación realizada entre el exdil del municipio de Cortázar, el perredista Hugo Estefanía Monroy, y Noel Lara, conocido como el Puma, quien sería sobrino del Marro.

“Tuve comunicación con el fiscal y me contó que está haciendo una investigación para determinar el origen del audio (...) No que sirva este audio como prueba o no, sino de lo que ahí se desprende, los diálogos, pues hay muchos temas que se tocan; temas de obra pública, temas de fondos, temas de recursos públicos, temas de campañas, entonces es un tema complicado”, dijo.

El gobernador refirió que derivado de este tipo de hechos es necesario que se plantee una reforma electoral en el estado para que se blinde que ningún delincuente pueda acceder a una candidatura de elección popular y para que el dinero del crimen organizado no penetre a la política.

“Aquí me lleva a esta reflexión: qué tan conveniente es después de que estamos viendo este audio que evidencia la intromisión de grupos criminales en partidos políticos, en campañas, qué tan conveniente es la reducción del financiamiento de los partidos políticos”, dijo.

El gobernador concluyó que será la próxima semana cuando envíe una propuesta al Congreso local para que en el estado se cree una Unidad de Inteligencia Financiera.

[email protected]