Pese a que el gobierno federal reconoce que el Cártel de Sinaloa movió, tan sólo entre el 2013 y el 2016 recursos por 5,376 millones de pesos, las instancias de justicia de nuestro país no pudieron confiscar la fortuna del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, quien fue extraditado la semana pasada a Estados Unidos.

En las respuestas a las preguntas parlamentarias de la Cámara de Diputados, el Ejecutivo Federal informó que la Procuraduría General de la República (PGR) no ha localizado información en el sistema financiero mexicano sobre operaciones financieras, así como inmuebles o muebles registrados a nombre de Joaquín Guzmán Loera .

Sin embargo, refirió que sí tiene identificadas a personas y empresas ligadas al Cártel de Sinaloa que comanda Guzmán, y el monto total presuntamente asociado a estas acciones, realizados entre los años 2013 y 2016, asciende a 5,376 millones de pesos .

Aunque no eran bienes a nombre de Joaquín Guzmán Loera, la PGR informó en octubre del 2015 que había decomisado 11 avionetas, siete inmuebles, armas y droga en el Estado de México, Puebla y Sinaloa, que fueron utilizados para la segunda fuga de El Chapo el 11 de julio de ese año del penal federal de máxima seguridad del Altiplano.

El 28 de octubre del 2015, la entonces titular de la PGR, Arely Gómez, afirmó que esa institución le arrebataría a la estructura financiera de Joaquín Guzmán Loera todos los objetos, productos e instrumentos del delito con los que cuentan . Sin embargo, a la fecha, el gobierno federal no ha podido confiscar recursos ni propiedades de Guzmán.

Las incautaciones

La PGR ha incautado únicamente ocho bienes mediante sentencia firme desde el 2010, según consta en informes de la propia dependencia.

La Dirección de Asuntos Jurídicos de la PGR tiene abiertas 255 averiguaciones previas, de las cuales 243 le han sido devueltas por los jueces para que el Ministerio Público federal recabe constancias, o bien por no contar con los elementos para demandar, lo que demuestra que la Ley Federal de Extinción de Dominio no ha sido funcional para arrebatar al crimen organizado el poder de sus estructuras financieras.

El 29 de agosto del 2016, la procuradora general de la República, Arely Gómez dijo que el gobierno federal presentaría una iniciativa al Congreso para mejorar esa ley, y por consiguiente perfeccionar el ataque a las estructuras financieras de las organizaciones delictivas.

En tanto, el presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, Jorge Ramos (PAN), había demandado al gobierno federal no extraditar a Joaquín El Chapo Guzmán hasta que hubiera una negociación con Estados Unidos que le garantizara a México tomar parte de hasta 1,400 millones de pesos del narcotraficante.

Acusado de 17 delitos en EU

El Chapo se declara no culpable en corte federal de Nueva York

Nueva York. EL CAPO mexicano Joaquín el Chapo Guzmán se declaró el viernes no culpable de una serie de cargos que se le imputan en Estados Unidos por liderar a la organización de tráfico de drogas más grande del mundo, el Cártel de Sinaloa.

El narcotraficante, alguna vez uno de los hombres más buscados, fue extraditado el jueves pasado por el gobierno de México, se presentó para la lectura de cargos en una corte federal de Brooklyn para ser juzgado por 17 ilícitos. Estuvo acompañado por dos abogados.

Los cargos implican una condena obligatoria a cadena perpetua, dijo Robert Capers, fiscal federal para el Distrito Este de Nueva York, durante una conferencia de prensa.

Guzmán, de 59 años, llegó el jueves en un pequeño avión al aeropuerto MacArthur de Long Island, enviado desde una cárcel de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Guzmán Loera es acusado en seis diferentes estados de EU por cargos que van desde tráfico de drogas y delincuencia organizada hasta homicidio y lavado de dinero en Chicago, Nueva York y otras ciudades.

Fiscales federales en Brooklyn tienen más de 40 testigos en contra de Guzmán, expuso Capers a reporteros. El juicio probablemente dure varias semanas.

Guzmán encabezó quizás el cártel de drogas multinacional más grande de los últimos tiempos. (Con información de Reuters)

[email protected]