Cancún, QR. El presidente de la Comisión de Turismo en la Cámara de Diputados, Luis Alegre Salazar adelantó que el jueves próximo se conformará oficialmente el Consejo Diplomático de Promoción, el cual coordinará la promoción turística del país en el exterior.

El órgano estará formado por diez integrantes propuestos por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y otros diez por la Secretaría de Turismo (Sectur); entre los integrantes habrá hoteleros, restauranteros, publicistas, entre otros.

En la presentación del próximo jueves se darán cita el canciller Marcelo Ebrard, el titular de la Sectur, Miguel Torruco, así como Ignacio Cabrera, que es el director de Promoción Turística de la SER, adelantó el diputado.

Explicó además que el nuevo organismo tendrá el mismo objetivo que el extinto Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), pero con el reto de realizar las mismas funciones bajo el principio de austeridad republicana que está impulsando el gobierno de México.

“Se hará el mismo trabajo de promoción, pero más efectivo”, además se debe recordar que desde su concepción tanto la SER como Sectur tenían como su encomienda la promoción de los intereses de México, por lo que ahora se retomará esta función que habían dejado de lado, dijo.

Si bien tendrán el mismo objetivo, tendrá que realizarlo con mayor ímpetu, ya que los recursos que ejerzan estarán mucho más focalizados a objetivos específicos, como el de atraer turistas de mayor poder adquisitivo, explicó el legislador.

EN declaraciones previas, el diputado presidente de la Comisión de Turismo en la Cámara Baja, Luis Alegre Salazar aseguró que la eliminación del CPTM no había tenido impacto en la presencia de México en el exterior, pues se ha continuado asistiendo a ferias internacionales.

Mencionó las ferias de España, Fitur, la ITB de Berlín o la Vitrina Turística de Berlín, donde México mantuvo su presencia, “ya sin cargo al erario”. 

Contrario a lo que aseguran algunas voces críticas, dijo, la desaparición del CPTM supuso la eliminación de gastos excesivos como los 63 millones de dólares que costó la organización de la Fórmula 1, cuyos beneficios en términos de promoción sólo beneficiaron a la capital del país, lo mismo que los partidos de la NFL que se pagaron con recursos públicos aún y cuando son espectáculos que bien podrían haber sido patrocinados.

Además, se eliminaron otros gastos operativos como los 21 millones de dólares que implicaba mantener las oficinas que tenía el CPTM en el exterior, aun y cuando en muchas ocasiones se trataba de países en los que ya existían oficinas del Servicio Exterior Mexicano.

En contraste, el director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, Darío Flota Ocampo, comentó para El Economista que la desaparición del CPTM supone de inicio un incremento en los costos de los espacios para asistir a ferias internacionales, lo cual implicará que muchos estados no puedan sufragar este gasto.

Durante la última asamblea de la Unión de Secretarios de Turismo (Asetur) dijo que este tema ocupó la agenda del organismo, ante lo cual Quintana Roo propuso que los estados que no puedan solventar una determinada feria internacional envíen su material promocional a través de las entidades que sí acudirán para que de alguna manera se mantenga su presencia en el exterior.