El gobierno federal nunca estuvo enterado de la operación Rápido y Furioso, además jamás hubiera permitido el trasiego controlado de armas hacia México, aclaró el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré Romero.

En conferencia de prensa, dijo que la Procuraduría General de la República (PGR) realiza las investigaciones respectivas y, en su momento dará la información correspondiente.

Lo anterior, lo dijo en referencia a la versión difundida en algunos medios, de que un funcionario de la PGR participó en reuniones con autoridades norteamericanas en 2009 donde se abordó el operativo Rápido y Furioso.

Precisamente esas son las investigaciones que tiene que llevar a cabo la Procuraduría General de la República, que se han anunciado desde un inicio, y sobre las cuales la propia procuraduría dará la información correspondiente en su momento , insistió.

Poiré Romero puntualizó que con respecto al caso de Rápido y Furioso, la información que se ha revelado por parte del estudio y la investigación que hicieron las autoridades estadounidenses confirman algo que nosotros habíamos señalado.

Primero, que las autoridades mexicanas no estaban enteradas, porque jamás lo habríamos permitido de que se pretendía hacer un trasiego controlado de armas hacia nuestro territorio , concluyó el funcionario.