A unas semanas de dejar el cargo, el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdés (Malova), afirma que la ciudadanía no es agradecida con los mandatarios estatales que, dice, no viven un buen momento .

En medio del proceso judicial por corrupción en contra los exgobernadores Javier Duarte y Guillermo Padrés, el aún gobernador dice no temer a que sus cuentas públicas sean revisadas.

Asegura que se ha convertido en una moda el linchamiento contra los gobernadores, sin que se les reconozca que pasan por dificultades para conseguir recursos para sus estados.

Entrevistado en Los Cristales de la Cámara de Diputados durante el tradicional desfile que varios Gobernadores hicieron para solicitar presupuesto para el 2017, al gobernador se l ve cansado, fatigado, cabizbajo... Es un mal momento para los gobernadores , afirma.

Sin embargo, resalta una y otra vez logros de su gestión: en Sinaloa, los ciudadanos somos campeones en crecimiento económico, en Inversión Extranjera Directa, con 520 empleos nuevos.

Cuestionado sobre la herencia de deuda pública que dejará el próximo 31 de diciembre a su sucesor, el priísta Quirino Ordaz Coppel, argumenta: habremos de dejarle margen al próximo gobierno. Sinaloa está ubicado entre los primeros 10 estados en cuanto a su deuda; tiene una calificación A+ o AA , creo. No hemos perdido la calificación desde que lo agarramos (el gobierno). Ciertamente tuvimos que dejar un empréstito cuando las heladas del 2011, porque si no se nos hubiera impactado mucho nuestro PIB, ya que tuvimos pérdidas por más de 40,000 millones de pesos. Pero Sinaloa está en el top ten de la deuda .

¿No va a huir como el gobernador ?de Veracruz y el de Sonora?

Creo que son buenos números. Los números hablarán y los resultados por la gestión de nuestro gobierno. Sé que ahorita la moda es el oportunismo para un linchamiento, y el señalamiento con lo que está ocurriendo. Todo mundo piensa que la democracia, la política y los gobernantes, a todos nos tuvieran que llevar al juicio final y a la hoguera.

Estamos haciendo un esfuerzo, todos los gobiernos debemos, no hay ninguno que no deba. Pero estamos tratando de ser responsables en ese manejo de la deuda .