El jefe del Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, aseguró que se instalaron cuatro mesas para dialogar sobre la Supervía Poniente, porque es importante escuchar los argumentos de los vecinos que están contra esa obra.

En entrevista, reiteró la disposición de su administración para mantener el diálogo y escuchar los planteamientos, toda vez que en casos como éste 'lo que me sorprendería es que no hubiese alguien que dijera: yo no estoy de acuerdo con esto o con lo otro'.

Ebrard Casaubon destacó que no le asusta el debate, toda vez que se vive en una ciudad donde se debate todo, 'y qué bueno que así sea'; por ello se tienen instaladas mesas para escuchar los diferentes planteamientos.

El mandatario capitalino manifestó su confianza en que en dichas mesas se escuche también la opinión del gobierno, 'porque hay quien opina y ni siquiera conoce el trazo'.

Ebrard insistió en que algunos critican el proyecto de la Supervía, pero no lo conocen y no tienen idea de lo que se plantea, en tanto que otros dicen que no hay información, pese a que se puso en Internet.

Asimismo subrayó que es importante que el debate se dé 'porque puede haber cosas, efectivamente, que tengan razón quien las plantea o igual quienes dicen que está todo mal tendrán que aceptar que hay argumentos nuestros que tienen razón'.

/doch