El fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, confirmó la detención de dos responsables de haber enviado un artefacto explosivo al restaurante Barra 1604 de Salamanca, hecho por el cual murieron el dueño y gerente del lugar.

En conferencia de prensa, el fiscal informó la detención de Georgina “N” y Eduardo “N”, quienes aparentemente llevaban relaciones comerciales con el dueño del bar y tuvieron problemas por un adeudo millonario.

Indicó que ambos detenidos radicaban en el municipio de Cortázar, desde donde viajaron el domingo a Salamanca a bordo de un taxi.

Ya en éste último municipio, Georgina “N” contrató a un repartidor independiente, conocido como “motomandados”, para que entregara en Barra 1604 un paquete en forma de regalo, mismo que recibieron el dueño del lugar, Mario Alberto Hernández (quien festejaba su cumpleaños), y el gerente, Mauricio Romero Morales, mismos que murieron al detonar el artefacto explosivo. Según la Fiscalía, Georgina “N” detonó el artefacto vía remota a través de un celular.

Posteriormente, Georgina “N” y Eduardo “N” viajaron a bordo de otro taxi al municipio de Cortázar, desde donde huyeron en una camioneta que dejaron estacionada previamente.

“Lo cierto es que tenía una relación comercial en apariencia, para poder llevar a cabo el inicio de este restaurante. Sabemos por testimonios que se aportó una cantidad de dinero millonaria y que al final no fueron incluidos en el inicio de este negocio”, afirmó el fiscal Zamarripa.

A los dos detenidos se les acusa de los delitos de homicidio y homicidio calificado en grado de tentativa, por lo que fueron puestos a disposición de un juez de control.

El fiscal Carlos Zamarripa afirmó que el artefacto explosivo fue confeccionado de forma artesanal, y descartó que sea un asunto vinculado al crimen organizado.

Previamente, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, se congratuló que de este hecho fue esclarecido en alrededor de 72 horas por parte de las autoridades judiciales del estado.

“Reconozco el trabajo eficaz de la Fiscalía de Guanajuato por la detención de los responsables de la explosión que cobró la vida de dos personas en Salamanca. Además agradezco el apoyo de las autoridades federales en la Secretaría de Seguridad federal y la Fiscalía General de la República para el esclarecimiento de este caso”, sostuvo.

Cabe destacar que el joven repartidor independiente continúa grave en un hospital debido a las lesiones que le provocó la explosión.