La Procuraduría General de la República informó que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) decidió no interponer recurso de inconformidad en contra de la negativa de orden de aprehensión en contra del ex subsecretario de Gobernación y militante del PVEM, Arturo Escobar y Vega.

Esa decisión representó prácticamente un cierre de instrucción del caso Escobar, a menos de que las instancias de procuración de justicia encuentren nuevos elementos contra el político.

Mediante un comunicado, la PGR explicó que la Fepade determinó no impugnar la resolución de la juez decimoprimero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, quien negó la orden de aprehensión en contra de Escobar por delitos electorales.

Sin explicar a profundidad si en la decisión influyeron cuestiones políticas o meramente jurídicas, la PGR informó que la Fepade consideró pertinente no agotar el medio de defensa previsto en la ley y subsanar los aspectos señalados por la autoridad jurisdiccional . Lo anterior, a pesar de la Fiscalía tenía una ruta jurídica construida a fin de agostar los procedimientos a efecto de obtener la orden de aprehensión contra el político del Verde.

El pasado 9 de diciembre, la juez Rosa María Cervantes Mejía negó la orden de aprehensión en contra del ex subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de la Segob, pues consideró que la Fepade no justificó que Escobar haya firmado contratos ilegales para la adquisición de 10,000 Tarjetas Premia Platino, con las empresas Proyectos Juveniles y Multiservicios.

El 10 de diciembre, Arturo Escobar y Vega se dijo víctima de una persecución política por parte del titular de la Fepade, Santiago Nieto.