La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) ha recibido 60 denuncias en contra del senador por Morena, Ricardo Monreal, informó su titular, José Agustín Ortiz Pinchetti.

“El hecho concreto es un discurso que pronunció Ricardo Monreal el domingo en Aguascalientes, más datos no puedo dar mientras no esté hecha la investigación”, dijo en conferencia de prensa.

Y es que este fin de semana el senador, quien también es presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta, durante un mitin del candidato de Morena a la alcaldía de Aguascalientes, Arturo Ávila Anaya, prometió entregar recursos si votaban por él.

“Aquí hay seis senadores y somos la mayoría en el Congreso de la Unión, si ustedes le ayudan a Arturo, nosotros desde México, en el presupuesto, vamos a ayudarle a Aguascalientes, si ustedes ganan Aguascalientes, nosotros vamos a ayudar a Aguascalientes”, pronunció Monreal.

El director general de Averiguaciones Previas de la fiscalía, Gerardo García Marroquín, explicó que el hecho es reciente, por lo que hasta hoy (jueves) se siguen recibiendo denuncias sobre el mismo hecho.

En este sentido, Ortiz Pinchetti aseguró que el caso se investigará y no se abandonará, por lo que la opinión pública estará enterada.

Sin embargo, acotó que la Fepade está examinando los hechos y las denuncias, por lo que consideró que sería aberrante adelantar si existe algún delito en la conducta del senador de Morena.

“Tenemos que mantener la confidencialidad hasta que nos pronunciemos en forma definitiva sobre este asunto”, manifestó el fiscal.

En relación a la elección ordinaria de Puebla en el 2018, cuando personas volcaron una camioneta en la que transportaban boletas electorales, la Fepade dio a conocer que hasta el momento han detenido a uno de los presuntamente involucrados.

Esa camioneta “la tripulaban dos personas, una de ellas, que es lo que estamos reportando, está detenida, Hace dos días logramos la detención (...) Estamos a la espera que en las siguientes horas detengamos a la segunda persona”, refirió García Marroquín.