El riesgo de una parálisis funcional de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) por la reducción de 75% de su gasto corriente, profundizan las deficiencias que presenta el organismo desde su creación, aunado a que debilita la protección de los derechos humanos en México, expresaron beneficiarios y defensores de DH.

Aunque la CEAV argumentó que se encuentra dentro de las excepciones señaladas en el decreto presidencial sobre austeridad republicana, que indican que la defensa de los derechos humanos (DH) no sufrirá recorte, dio a conocer que la Secretaría de Hacienda determinó quitar 139.4 millones de pesos de sus recursos, sin considerar sus tareas de protección a las personas víctimas de violaciones a DH, de delitos como desaparición forzada, ejecución extrajudicial, tortura, detención arbitraria, feminicidio y trata, entre otros.

Posteriormente, la Secretaría de Gobernación apuntó que “no se dejará de prestar apoyo integral a las víctimas de violaciones a DH y delitos”.

“La preocupación es porque de alguna manera, la CEAV, con todos los desafíos de funcionamiento que tiene, es la única institución que ha intentado hacer un política pública de atención a las víctimas”, expresó Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México.

La activista dijo que puede haber muchas críticas sobre el trabajo de la CEAV, pero lo que preocupa es que haya una especie de desmantelamiento de facto de dicha institución.

La CEAV alertó que el decreto de austeridad publicado el pasado 23 de abril frenará sus actividades esenciales y paralizará su funcionamiento, además de argumentar que no puede dejar de rentar oficinas en virtud de que no posee ningún inmueble para operar, aunado a que enfrenta 453 juicios de amparo en su contra y 46 juicios laborales por montos millonarios.

Puntualizó que perdería el alojamiento y resguardo del Registro Nacional de Víctimas (RENAVI), con todos los datos de más de 34,215 personas, así como todos los servidores, computadoras e impresoras. También desaparecería el área que administra el RENAVI, que atiende un promedio de 500 solicitudes mensuales.

Tania Reneaum dijo que si bien la CEAV nació con algunas imprecisiones jurídicas, es la encargada de atender a las víctimas de un país de personas desaparecidas y de graves violaciones a derechos humanos.

Yolanda Morán, directora ejecutiva del colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México “Búscame” y quien busca desde hace más de 11 años a su hijo desaparecido en Torreón, Coahuila, acusó una enorme descoordinación entre la Segob y la CEAV.

Morán expresó que el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México ha recibido información directa de la Segob que les indica que los recursos para derechos humanos están asegurados, mientras que la titular de la CEAV, Mara Gómez Pérez, les ha anunciado una reestructuración de la Comisión.

“Hay puntos modulares de apoyos a las familias que no se deben quitar”, externó.

Lucy Díaz, fundadora del colectivo Solecito de Veracruz, consideró que la CEAV ha sido omisa.

“Para lo que sé que está, no es sólo para estar dando dinero, está para dar apoyo psicológico y jurídico, que para nosotras es más importante”, expresó.

Lucy Díaz señaló que al vivir día a día lo que es buscar un desaparecido, es necesario que este organismo cubra las obligaciones  básicas para lo que se creó, lo cual no está haciendo.

Por ello, llamó al gobierno federal a seguir otorgando recursos a la CEAV, pero bajo un esquema de fiscalización que cumpla con sus funciones de dar apoyo psicosocial y jurídica para las víctimas.

Por iguala, órdenes de aprehensión vs servidores.

Como parte de las investigaciones sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que existen órdenes de aprehensión contra servidores públicos.

Desde Mérida, Yucatán, el mandatario externó que incluso la Secretaría de la Defensa Nacional ha proporcionado información para facilitar las investigaciones de la desaparición, tras declarar que su gobierno no descansará hasta saber qué sucedió y dónde están los jóvenes desaparecidos de la Normal.

[email protected]