El Partido Acción Nacional (PAN) capitalino insistió en que para iniciar la construcción de la Supervía Poniente, el Gobierno del Distrito Federal debe dar a conocer el impacto ambiental de esta obra, pues podría destruir una de las reservas ecológicas y de biodiversidad únicas en el mundo.

El dirigente del PAN en la capital, Obdulio Avila Mayo, dijo que más allá de la solución a los problemas políticos y sociales de la zona por la expropiación de predios y viviendas, el gobierno local debe informar cómo se evitará la destrucción de la reserva ecológica.

Para ello, planteó, tendrá que presentar dictámenes técnicos avalados por instituciones certificadas como la Profepa, la Comisión Nacional de la Biodiversidad, instituciones de investigación científica especializadas e incluso de organismos internacionales acreditados.

Ante vecinos de Cuajimalpa señaló que su partido no puede avalar la construcción de una obra de tal magnitud, ni apoyar la realización de un plebiscito con ese propósito como lo sugiere el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ello, dado los graves problemas de agua, de movilidad urbana, desempleo y un desordenado crecimiento urbano que hay en la capital.

Avila Mayo propuso se consideren alternativas urbanas que ayuden al desarrollo de un transporte férreo paralelo a la vialidad para apoyar a los millones de ciudadanos que no tienen coche y la articulación del transporte público para inhibir el uso del automóvil.

Puntualizó que la construcción de la Supervía Poniente debe garantizar que su mantenimiento y operación sean nulos para las finanzas públicas del gobierno capitalino, 'y no caer en el oneroso esquema de rescate carretero de la década de los noventa de las autopistas concesionadas'.

apr