Madrid.- El embajador de México en España, Francisco Ramírez Acuña, celebró la presencia del presidente electo de México, Enrique Peña Nieto.

Reconoció que fue elegido por los mexicanos en un proceso en el que la solidez de las instituciones y la madurez de los mexicanos se vieron reflejadas en alto índice de participación electoral.

"Es gran honor darle la bienvenida al presidente electo de México. Como saben, el día 1 de julio se celebraron elecciones generales en mi país. La solidez de nuestras instituciones y la madurez de los mexicanos se vieron reflejadas en alto índice de participación electoral", sostuvo.

En un breve discurso en el encuentro del político mexiquense con los principales liderazgos empresariales españoles, recordó que el 1 de julio pasado, el pueblo de México eligió a Peña Nieto como presidente de la República.

También sostuvo que la embajada de México celebra la presencia del presidente electo porque refrenda una vez más el compromiso de México por dar continuidad a esa larga e histórica andadura de amistad, lealtad y fraternidad que ha sido el signo de la entrañable y estratégica relación entre México y España.

"Hoy podemos reiterarles a nuestros amigos españoles que en virtud de las leyes claras que tenemos en México, la agilidad en los trámites y la certeza jurídica que brindamos, demostramos una vez más que somos una nación confiable y con grandes perspectivas de futuro", anotó.

Consideró que es claro que la actual coyuntura de la economía mundial ha redimensionado las relaciones económicas y empresariales, por lo que debemos enfocar los esfuerzos para lograr el incremento de los flujos en beneficio de ambas economías".

En ese marco, aseguró que los empresarios españoles encuentran en México a un país que es un mar de oportunidades de inversión y de negocios y un gran acceso al mercado de América del Norte.

Ramírez Acuña estimó que la ubicación geoestratégica de México y su red de tratados de libre comercio hacen del país un lugar idóneo para la instalación de empresas, prestación de servicios, producción y exportación de sus productos al mundo.

Por ello, afirmó que España tiene un aliado estratégico en Latinoamérica, con altos estándares de confianza probada.

mac