El Partido Acción Nacional (PAN) en la capital entregará mañana al Gobierno del Distrito Federal (GDF) los resultados de la encuesta aplicada a más de 4,000 personas sobre la construcción de la Supervía Poniente.

El líder local del PAN Obdulio Avila Mayo advirtió que agotarán todos los mecanismos jurídicos, políticos y urbanos, para demostrar que la edificación de esa vía, sólo beneficiará al 4% de la población de las delegaciones Alvaro Obregón y Magdalena Contreras.

Entrevistado luego de clausurar el Foro "Supervía Poniente", que contó con la participación de expertos, polítólogos y legisladores, confió en que "el argumento derrote a la cerrazón".

'Esperamos sensibilidad de parte de Marcelo Ebrard y esperamos por parte de sus secretarios que exista el mejor ánimo para construir un modelo de la ciudad donde se privilegie al transporte publico y no al automovilista', anotó.

Consideró que la Supervía privilegia el interés de los empresarios sobre el interés ciudadano, y reiteró su petición a las autoridades locales para que entreguen el estudio de impacto vial en la zona.

Recordó que desde hace un mes solicitaron dicho estudio y " hasta la fecha no lo tenemos, por lo que necesitamos saber el costo beneficio de la obra por parte del gobierno"

Permisos, responsabilidad de empresas

Por su parte, la secretaria del Medio Ambiente del Distrito Federal, Martha Delgado, señaló que corresponderá a las empresas OHL-COPRI solicitar permisos a las autoridades federales por las obras para la construcción de la Supervía del Poniente.

En entrevista, la funcionaria del Gobierno del Distrito Federal adelantó que está listo el estudio de impacto ambiental para esta obra, el cual se dará a conocer el lunes próximo y esperarán entre cuatro y seis semanas el dictamen para tener la resolución en julio.

Señaló que en caso de que el proyecto de la Supervía del Poniente cruce alguna zona federal, como Lomas de Tarango o La Malinche, el consorcio encargado de la obra será el responsable de solicitar los permisos a la Comisión Nacional del Agua.

Al Gobierno del Distrito Federal sólo le corresponde emitir el estudio de impacto ambiental y este expediente ya está listo, insistió la funcionaria capitalina.

Detalló que al consorcio encargado de la construcción de la obra le corresponde obtener los permisos urbanos, de uso de suelo, derecho de vía y otros una vez que esté listo el estudio de impacto ambiental.

El estudio de impacto ambiental considera las medidas de mitigación y compensaciones que la empresa deberá otorgar por la construcción de la Supervía del Poniente, así como las acciones a realizar, como retiro de árboles, banquetas y señalizaciones, entre otros.

apr