El empresario Carlos Cabal Peniche cedió sus acciones de Radiópolis a una subsidiaria de Crédito Real, para que ésta última empresa retire las denuncias en su contra por fraude, según un informe presentado en la Bolsa Mexicana de Valores.

La empresa Nuncio Accipiens, propiedad de Carlos Cabal Peniche, llegó a un acuerdo para entregar a la empresa Crédito Real las acciones de Radiópolis y Corporativo Coral, así como los derechos de cobro frente a esta última, a una subsidiaria de Crédito Real.

Cabal Peniche y su esposa, Teresa Pasini Bertán, fueron acusados de incumplir con el pago de un préstamo de alrededor de 30 millones de dólares para adquirir acciones de Radiópolis. En agosto, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México obtuvo orden de aprehensión en contra del empresario por el delito de fraude.

Un comunicado enviado este lunes a la Bolsa Mexicana de Valores se informó que con la cesión de las acciones, que se efectuó el pasado viernes, se pagó un crédito vencido por 695 millones de pesos que tenía Nuncio Accipiens frente a Creal Arrendamiento.

“La cesión se hizo en pago de un crédito vencido por 695 millones de pesos que tenía Nuncio Accipiens frente a Creal Arrendamiento (subsidiaria de Crédito Real)”, mencionó el documento.

Por su parte, la financiera Crédito Real informó que, como resultado de sus acciones de cobranza en relación con la morosidad dentro de su cartera Pymes, el pasado viernes su subsidiaria Creal Arrendamiento, SA de CV, ante la presencia de un mediador certificado, celebró un acuerdo de conciliación con la empresa Nuncio Accipiens SA de CV.

Dijo que este acuerdo “pone fin a las controversias existentes entre las partes y, de acuerdo con la ley, dicho acuerdo es definitivo e inapelable. Crédito Real está llevando a cabo las acciones necesarias para monetizar estos activos lo antes posible”.

Con base en esta acción, la defensa de Cabal Peniche deberá notificarlo al juez de la causa, mientras Crédito Real desiste de los cargos ante el mismo juez.

La empresa Nuncio Accipiens tenía como límite de pago el 1 de noviembre de 2020 de dicho crédito, por lo que Creal Arrendamiento denunció el hecho ante la fiscalía capitalina, quien obtuvo de un juez la orden de aprehensión en agosto pasado.

politica@eleconomista.mx