La Asamblea Nacional Representativa (ANR) de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acordó la adopción de nuevas modalidades en la lucha que mantienen en contra de la reforma educativa.

La huelga magisterial sigue siendo el elemento central de nuestro Plan Táctico Estratégico. A partir de esta asamblea y por las condiciones de los diferentes contingentes, este elemento y la jornada en su conjunto adopta modalidades distintas , se explica en uno de los resolutivos.

Y es que el fin de semana el magisterio disidente en Chiapas decidió en su asamblea estatal continuar con el paro magisterial que iniciaron desde el pasado 15 de mayo, a pesar de que en estados como Michoacán, Oaxaca y Guerrero los docentes optaron por volver a los salones.

En la reunión que se prolongó hasta la madrugada del domingo, la CNTE acordó continuar con las acciones políticas para exigir la reinstalación de la mesa nacional de diálogo con el gobierno federal.

Asimismo, el magisterio disidente expuso que ante la cerrazón de las autoridades para continuar con la negociación, se hace necesario una reunión entre la Comisión Nacional de Mediación y la Comisión Única de Negociación , misma que está programada para mañana a las 4 de la tarde.

Para los días 12, 13 y 14 de septiembre, el magisterio prevé en los estados realizar actividades en dependencias de gobierno como las de Educación, Hacienda, palacios de gobierno y presidencias municipales, con el fin de continuar con la exigencia de la reinstalación de la mesa de diálogo en la Secretaría de Gobernación.

leopoldo.hernandez@eleconomista.mx