Todos los candidatos al Gobierno capitalino aprovecharon el 10 de mayo para reunirse con madres de la ciudad de México y prometerles mejores condiciones.

Miguel Ángel Mancera, candidato del Movimiento Progresista propuso duplicar el número de Cendis que dan servicio a 12,000 niños de cero a cuatro años, así como ampliar el periodo de lactancia para las madres trabajadoras del Distrito Federal.

Mientras que la candidata de la coalición PRI-PVEM, Beatriz Paredes recordó las enseñanzas que su madre, Bertha Laura Rangel, le dejó.

"Mi madre era una mujer muy buena y le encantaba la vida, le gustaba la música, le gustaba cantar, le gustaba leer, y como muchas de ustedes tenía que multiplicarse para poder atendernos y cumplir sus tareas.

Aprendí por ella la enorme fuerza de las madres mexicanas, extraordinario valor para cuidar a la familia y apoyar a sus hijos", recordó Paredes.

La priista ofreció que de llegar al Gobierno del DF fortalecerá políticas encaminadas a apoyar a madres de familia, como escuelas de tiempo completo y comedores en escuelas públicas.

En tanto, Isabel Miranda de Wallace, dijo que ofrecerá seguridad social a las empleadas domésticas en caso de ganar las elecciones del 1 de julio.

Manifestó que para llevar a cabo dicha propuesta primero realizará un censo, pues, aseveró, "son las mujeres olvidadas de la casa".

Se comprometió a otorgar un bono anual a las empleadas domésticas, como incentivo por su labor, especie aguinaldo, pues, dijo, gracias a ellas podemos salir a trabajar y hacer muchas actividades.