La embajada de Estados Unidos en México rechazó de forma 'categórica' la versión de que supuestamente agentes de la Patrulla Fronteriza habrían obligado a migrantes mexicanos a cruzar a nado el río Bravo, lo que causó la muerte de cuatro de ellos.

La representación diplomática expuso al respecto que lamenta la muerte de los cuatro mexicanos, ocurrida el 19 de junio, quienes intentaron infructuosamente introducirse a territorio estadunidense sin contar con la documentación legal correspondiente.

Sin embargo, la embajada estadunidense 'rechazó categóricamente la versión de que supuestamente agentes fronterizos habrían obligado a los migrantes a nadar de regreso a México'.

De acuerdo con la versión de las autoridades de la Unión Americana, los hechos ocurridos en la frontera de Coahuila y la población estadunidense de Hidalgo ocurrieron de otro modo.

Expuso que cinco mexicanos sin documentos fueron detenidos del lado estadunidense, donde fueron sorprendidos por los agentes fronterizos.

Cuatro de ellos no tenían antecedentes de haberse internado ilegalmente a Estados Unidos con anterioridad, por lo que se les permitió regresar a México con una deportación simple.

Sin embargo, uno más sí tenía antecedentes de haberse internado en Estados Unidos de manera ilegal y por ello fue detenido.

Las autoridades norteamericanas suponen que estas personas que fallecieron forman parte de un grupo mayor de migrantes que habrían intentado introducirse sin documentos a Estados Unidos en esas mismas fechas.

La embajada destacó que las autoridades de su país han puesto en marcha numerosos programas en coordinación con México para evitar que se produzcan hechos lamentables como el ocurrido el 19 de junio.

Entre estos programas destaca el de deportación voluntaria, mediante el cual los mexicanos que son capturados en Estados Unidos sin documentos pueden volver no sólo a su país, sino a sus lugares de origen en avión con el patrocinio de ambos gobiernos.

La representación diplomática destacó la importancia de mantener la cooperación para evitar que se presenten nuevos hechos en los que lamentablemente pierdan la vida ciudadanos mexicanos.

Asimismo mencionó que cada año un importante número de personas provenientes de México y países de Centroamérica pierden la vida en infructuosos intentos para introducirse ilegalmente a Estados Unidos.

:: Lee también: Border Patrol protagoniza nueva tragedia

apr