La próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseveró que ella revisó el expediente de la exlíder magisterial Elba Esther Gordillo, detenida desde 2013, y sabía que las imputaciones en su contra por fraude fiscal no eran solidas. “Sí merecía esta libertad”, aseveró. Gordillo fue liberada en la madrugada de este miércoles, luego de que ser absuelta de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, como informó su abogado Marco Antonio del Toro.

Entrevistada en la sede del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde se declaró presidente electo a Andrés Manuel López Obrador, Sánchez Cordero dijo que no hubo una visita domiciliara a Gordillo Morales para poder imputarle el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, del que la acusaba la PGR.

“Yo respaldo la decisión del Tribunal Unitario, totalmente, tengo plena confianza en el Poder Judicial de la Federación, y creo que hizo bien su trabajo, y creo que sí merecía esta libertad”, dijo. “Yo, desde que estaba en la Suprema Corte, ellos (los abogados de Gordillo) trataron de que hicieran la atracción, y sí le eche un vistazo al expediente. El fraude fiscal se da, entre otras cosas, cuando se hace una visita domiciliaria y se hace una liquidación de los adeudos que tienes para que se pueda constituir el fraude fiscal. No hubo tal”. A la pregunta de si el expediente contra Gordillo no era sólido, dijo: “Yo creo que sí”.

Sin intervención de AMLO

El senador electo de Morena, Ricardo Monreal, consideró que el presidente electo López Obrador no tuvo intervención en la absolución de Gordillo. Fue una mala casualidad, dijo, que esa decisión judicial haya ocurrido el mismo día que Obrador recibió la Constancia de Mayoría.

“No tiene nada ver eso. Es una mala coincidencia. No creo que él tenga tanto poder como para influir en los órganos jurisdiccionales. Y ya lo escucharon: ni lo piensa hacer ni lo ha hecho. Es una mala coincidencia pero es una resolución del Poder Judicial que se va a respetar”, afirmó.

La dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, consideró que la resolución judicial en favor de la ex líder magisterial no tuvo nada que ver con que López Obrador fuera declarado presidente electo. “Son los tiempos de las instituciones de la República; este es un proceso electoral, hoy concluye una etapa, e inicia una nueva etapa de la vida institucional del país”, dijo.

[email protected]