Desde que el presidente Enrique Peña presentó la iniciativa que dio origen a la reforma educativa, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) reconoció la propuesta, al indicar que concede a la educación la importancia que, de suyo, tiene en el presente y futuro del país .

Asimismo, el SNTE destacó que la iniciativa recogía propuestas que a lo largo del tiempo formularon los maestros a través de su organización.

Y es que de acuerdo con el SNTE, desde hace 10 años solicitó la creación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que las plazas de nuevo ingreso al servicio educativo estén sujetas a exámenes de oposición, así como la reformulación de la carrera magisterial.

En julio del 2016, y en medio del conflicto con la CNTE, el sindicato exigió a la SEP replantear el proceso de implementación de la reforma.

El líder magisterial, Juan Díaz, dijo que las principales exigencias eran el respeto a sus derechos adquiridos, el pago puntual de salarios e incentivos, así como la redefinición del proceso de evaluación.

Esta posición del SNTE generó que la dependencia federal propiciara una mesa de diálogo para que el magisterio expusiera sus puntos de vista sobre la reforma.