Ayer martes anunció a las Fuerzas Armadas que si bien se mantendrán en las calles, el regreso a los cuarteles será paulatino a partir de la aplicación de una nueva política de Estado por la seguridad y la justicia.

Acompañado de los nuevos secretarios de la Defensa, el general Salvador Cienfuegos Zepeda, y de la Marina, el almirante Vidal Soberón Sanz, el Jefe del Ejecutivo hizo un reconocimiento al trabajo de las Fuerzas Armadas y garantizó inversiones y estímulos para sus integrantes.

En febrero del 2012, el entonces Presidente Felipe Calderón anunció un aumento salarial para los integrantes del Ejército. El panista detalló en aquella ocasión que un soldado raso pasaría de percibir 4,300 pesos mensuales -al inicio de su sexenio- a 10,800 pesos para este 2012. Además, los legisladores habían avalado que madres, viudas, viudos, concubinas o concubinarios de los militares caídos recibieran un apoyo vitalicio no menor a 10,000 pesos al mes.

Ayer, durante un desayuno en el Heroico Colegio Militar, Peña se comprometió, en su calidad de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, a procurar lo necesario para que militares y marinos cumplan con sus misiones.

Estoy decidido -detalló el Presidente- a brindarles mejores condiciones, instrumentos, tecnología e instalaciones adecuadas para que cumplan las directrices del Ejecutivo federal.

Asimismo, indicó que sabrá reconocer los méritos y anunció que premiará y estimulará a quienes estén dispuestos a entregar, incluso, la vida para defender a la nación y construir un mejor país.

Peña Nieto también se comprometió a mejorar los llamados haberes (compensaciones) de los integrantes de las Fuerzas Armadas, que les permita una vida digna, agregó.

A los militares y marinos, el Mandatario les pidió integridad y profesionalismo, además de que antepongan el interés de la nación.

Su misión es lograr un México en paz. En esta labor deberán de ser escrupulosamente respetuosos de los derechos humanos , solicitó también el Primer Mandatario a militares e integrantes de la Secretaría de Marina.

LLEVAR A CABO LA GENDARMERÍA NACIONAL

OSORIO, EL DISEÑADOR DE LA NUEVA ESTRATEGIA

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, será el encargado de diseñar la nueva estrategia nacional de seguridad pública, y presentarla al presidente Enrique Peña Nieto. Otra de sus tareas será la de llevar a la práctica la ley de víctimas que el Ejecutivo federal publicará en breve.

De acuerdo con los cambios a la estructura de la Secretaría de Gobernación, que serán aprobados en breve por el Congreso, al titular de la Segob le corresponderá proponer al Comisionado General de la Policía Federal y supervisar a esa corporación. De acuerdo con los esbozos de los propios Osorio Chong y Jorge Carlos Ramírez Marín, el plan de seguridad giraría en torno de la instauración de una gendarmería nacional, de origen militar, pero con mando civil para actuar contra la inseguridad en los municipios más peligrosos.

Se plantea la creación de una policía estatal coordinada que debería identificar la problemática de las entidades para diseñar su propia estrategia de seguridad y modificarla con base en sus necesidades. (Con información de Jorge Monroy)